Juan José Cortés identifica como su hija el cadáver encontrado en el mar

  • El padre de Mari Luz ha identificado el cadáver que se encuentra en el Tanatorio de Huelva, donde alrededor de 800 personas han saltado el control policial para acercarse a apoyar a la familia

Comentarios 13

Juan José Cortés, el padre de Mari Luz Cortés, desaparecida el 13 de enero en la capital onubense, ha identificado poco antes de las diez de la noche el cadáver de su hija, hallado esta tarde flotando en la ría de Huelva.

Así lo ha confirmado en declaraciones a los periodistas a las puertas del tanatorio José Saavedra, amigo personal de la familia, quien ha informado además de que la madre, Irene Suárez, no se ha atrevido a entrar a ver el cadáver.

Según ha precisado, Juan José Cortés ha explicado, tras constatar que el cuerpo era de su hija, que "tiene poco pelo, presenta un golpe en la cabeza y no tiene uñas".

Asimismo, ha manifestado que la familia se encuentra "destrozada" porque "todos pensábamos que íbamos a encontrar a la pequeña con vida". Por último, ha informado de que los vecinos de El Torrejón, la barriada en la que reside la familia Cortés-Suárez, tiene previsto realizar una concentración en repulsa por lo ocurrido, si bien, por lo reciente de los acontecimientos, aún no ha podido precisar la fecha en la que se celebrará.


Los vecinos rompen el cordón policial para apoyar a la familia

Poco después, más de un centenar de vecinos de la capital onubense, la mayoría vecinos de El Torrejón, han roto el cordón policial establecido en la rotonda de acceso al Tanatorio donde se encuentra el cuerpo de Mari Luz Cortés para mostrar su apoyo a la familia.

Después de llegar al tanatorio el cadáver de la pequeña y sus familiares más cercanos, un dispositivo compuesto por alrededor de 30 agentes de la Policía Nacional y Local impedía el acceso de amigos y vecinos hasta estas instalaciones -sólo accedían las personas que acudían a otros velatorios-.

En un momento determinado, una persona a la que la Policía impedía la entrada al aparcamiento del tanatorio se ha bajado de la furgoneta que conducía y se ha encarado con los agentes hasta el punto de dejar el vehículo en la misma rotonda y acceder a pie.

La actitud de esta persona ha servido para que las más de cien personas que se encontraban en este lugar tratando de llegar hasta el edificio se decidieran a emularla y continuar sin que la policía se lo haya podido impedir. En torno a las 22:30 eran alrededor de 800 personas las que se daban cita dentro y fuera del tanatorio para expresar su apoyo y condolencias a la familia de Mari Luz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios