El JRJ duplicará sus dotaciones para pacientes cardíacos y oncológicos

  • Comienzan las obras de la ampliación, con un presupuesto de casi 1,5 millones

El Hospital Juan Ramón Jiménez ha iniciado las obras de ampliación de los servicios de radioterapia y hemodinámica, que conllevan una inversión de cerca de 1, 5 millones, y que tiene como objetivo albergar los nuevos equipos de alta tecnología, que duplicarán la dotación actual del hospital para el tratamiento de los pacientes oncológicos y cardiacos. Ambas unidades cuentan con una amplia cartera de servicios que contemplan prácticamente la totalidad de las prestaciones de su especialidad.

La ampliación de equipamiento responde fundamentalmente al incremento de actividad sostenida que las dos han mantenido desde sus inicios, así como a las líneas directrices marcadas por la Consejería de Salud, permitiendo asimismo incorporar nuevas técnicas.

En el caso de radioterapia, la ampliación posibilitará albergar un segundo acelerador lineal de electrones para los tratamientos oncológicos. El nuevo acelerador lineal permitirá la incorporación de esta fuente de energía para el tratamiento del cáncer de manera generalizada y la sustitución progresiva de las bombas de cobalto. Para ello, se ha programado una actuación de reforma y ampliación de esta área ubicada en la planta semisótano de 431 metros cuadrados, logrando una unidad estética y funcional del conjunto del servicio. Esto comprende la construcción de un tercer búnker, para realizar un blindaje especial frente a las radiaciones ionizantes que se producen durante el funcionamiento del equipo. Se mejora también la sala de planificación, en la que los especialistas en oncología radioterápica y radiofísica diseñan los tratamientos de radioterapia individualizados para cada paciente. Asimismo, se contempla una nueva área de control, sala de espera y zonas administrativas, entre otras estancias.

Este servicio trató durante el pasado año a un total de 1.038 pacientes oncológicos y realizó 13.433 sesiones de radioterapia, habiendo más que duplicado su actividad desde que iniciara su funcionamiento hace una década.

Por otra parte, la actividad de la unidad de hemodinámica se ha triplicado en los últimos cinco años, hasta alcanzar la cifra de 1.640 cateterismos diagnósticos y 982 terapéuticos durante el año pasado. Estos datos asistenciales justifican la ampliación de una segunda sala para la realización de cateterismos cardiacos y angioplastias coronarias. Para ello, se reformará parte de la estructura del edificio en la primera planta, con una superficie de actuación de casi 300 m2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios