La Inspección reduce a la mitad las bajas laborales del SAS

Comentarios 0

4.284

Una de las cosas de las que más se ha hablado en estos últimos años en la Sanidad ha sido de la actividad llevada a cabo por la Inspección Médica. Algunas de las decisiones sobre altas concedidas a los trabajadores del SAS, han supuesto toda una convulsión y la aparición de peticiones de dimisión de los responsables de este departamento.

Pero para saber el origen de todos estos episodios que tuvieron sus momentos culminantes durante el pasado año, hay que remontarse a 2004. Ese es el año en que entra en vigor un convenio especial de colaboración con el SAS, dado el alto nivel de incapacidad laboral que se daba entre su plantilla. Se incluyó dentro de su plan anual de Inspección de Servicios Sanitarios, como un plan de control de la incapacidad temporal, es decir, de las bajas laborales. Con este plan se puso en marcha una serie de protocolos que llevaron a solicitar revisiones por parte de la Inspección, a toda aquella persona que coge una baja con el propósito de valorar la veracidad u oportunidad de dicha baja.

Los resultados no se hicieron esperar. Entre los años 2004 y 2005 se efectúa un salto cuantitativo de extraordinaria importancia: de los 1.771 pacientes revisados durante 2004, se pasó a 4.284. Y eso se ha mantenido durante los años más recientes.

Otro hecho interesante proviene de percibir que tanto en un año como en el otro, cerca de la mitad de las revisiones efectuadas acabaron con una emisión de alta.

A día de hoy, desde la Inspección Médica se señala que la prevalencia actual en la plantilla del SAS en Huelva, es del 4,5%. Los objetivos se están cumpliendo, pero el proceso ha sido traumático según se denunció desde algunos ámbitos, en su momento. El nivel actual aún sigue dejando a la plantilla del SAS algo por encima de la media provincial que está entre el 3,5% y el 4%.

Francisco Trujillo es el jefe de la Unidad Médica de Valoración de Incapacidades (UMVI). Recuerda que el plan de control dio su pistoletazo de salida en el segundo semestre de 2004, cuando la prevalencia de bajas era del 8%. En los hospitales de la provincia se llegaba hasta picos que oscilaban entre el 8,3% y el 9,3%.

Trujillo explica que el plan derivó en un convenio entre la Inspección de la Incapacidad Temporal con el SAS, que perdura hasta el día de hoy. El jefe de la UMVI comenta que no se encontraba ninguna causa objetiva de por qué el índice de bajas mostrada unos porcentajes tan elevados, y "se llegó a la conclusión de que todo ello se debía a una mayor facilidad para acceder a la prestación de la incapacidad temporal". Tal y como ya se ha demostrado con los números, Trujillo comenta que el número de controles era muy inferior antes de la puesta en marcha del convenio que, a su vez, trajo consigo la firma de acuerdos con los tres hospitales y los distritos sanitarios.

Por lo que respecta a categorías profesionales, los médicos son los que menos partes de incapacidad temporal o bajas muestran.

Preguntado sobre las quejas que suscitó la actitud de Inspección Médica los últimos años, el jefe de la UMVI argumentó que el "programa tuvo un efecto de choque, ya que había gente que tenía asimilada una serie de hábitos y costumbres y la verdad es que para muchos, la nueva actitud de la Inspección les supuso un auténtico cambio en sus planteamientos laborales". Otro dato interesante es que pese a que hay mayor índice de bajas en la plantilla del SAS que la media onubense, su duración es menor. En el caso de los profesionales sanitarios es de 24 días, mientras que la general asciende hasta los 50.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios