Punto de mira

Hogares en quiebraCaras de circunstanciasLa autoridad competente

Comentarios 0

ESTE año al que le queda un mes de vida ya ha sido declarado por muchas familias españolas, y por ende onubenses, como 'horribilis', al estilo de aquel considerado por la Familia Real británica. Un periodo de tiempo en el que se ha disparado una inflación que ha repercutido de una forma tan negativa en la economía de los hogares españoles que difícilmente se recuerde otro igual. La culpa, sobre todo, la tienen dos factores que perjudican sobremanera a la mayor parte de los ciudadanos de este país, como son el alarmante incremento de las hipotecas y la peligrosa escalada de los precios, sobre todos los básicos que todos consumimos. En los diferentes informes que hemos ido publicando en este periódico ya se avisaba que la cosa iba mal, a la par de que los propio consumidores encuestados cada vez afirmaban que los precios se habían puesto por las nubes y que "a dónde íbamos a ir a parar si continuaba la tendencia al alto".

Estamos en diciembre y según los expertos, los alimentos seguirán costando más, además de que nos metemos en unas fechas en las que los precios se hinchan todos los años, y este no iba a ser menos. Así las cosas, no es de extrañar que la cifra de hogares que se declaran insolventes esté creciendo a marchas forzadas y que cada vez debamos más a los bancos al no poder satisfacer de ninguna manera las deudas contraídas.

Y es que con este descontrol de los precios todos perdemos, ya que habrá que esperar a ver qué deparan las subidas salariales del año que viene, ateniéndonos a los convenios firmados, con lo que muchas empresas tendrán que hacerse cargo de una subida superior a la prevista en un principio, ya que el IPC este año, si no hace nada este Gobierno, llegará a cifras históricas, con hasta dos puntos por encima de las previsiones gubernamentales. Una subida que poco solucionará al trabajador/deudor y que será, a la par, un fuerte pellizco para los empresarios. En este caso los que saldrán bien parados son los pensionistas con una buena cobertura, que serán los que se lleven una parte importante de los tres mil millones del Estado.

Mal se ponen las cosas, pues si en la última oleada de seguimiento de precios a los alimentos básicos ya se detectó en Huelva un incremento del 8%, estamos a la espera de lo que señala el segundo de finales de noviembre, que se sospecha que no sea muy beneficioso, aunque en la esperanza de que el incremento, que lo habrá, sea menor. No obstante, cuando conozcamos el de final de año, tendremos sobre la mesa las posibles causas de tanta 'miseria' económica familiar, ya que nos po- demos encontrar con la sorpresa de que los alimentos bási- cos hayan subido en el último cuatrimestre del año por encima del veinticinco por ciento, por lo que al final no nos sorprenderá que haya algún insolvente familiar más.

Amplia representación política en la investidura de doctores Honoris Causa en la Universidad, en un acto que juntó al alcalde con la plana mayor de los socialistas, ampliamente representados. Caras serias, de pocos amigos, entre la clase política onubense. La crispación se nota en el ambiente.

Desde su toma de posesión como nuevo concejal en el Ayuntamiento capitalino, Ángel Sánchez se prodiga en multitud de actos en respresentación del Consistorio, que le han hecho adquirir un semblante severo de profunda mirada que le va que ni pintado al cargo. La responsabilidad de ser concejal.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios