Fomento no proyecta el AVE para Huelva, sino un tren de segundo nivel

  • Sin fechas claras, la futura línea Huelva-Sevilla se habilitará para un "tren de altas prestaciones" que también llevará mercancías, y tendrá un 50% menos de velocidad que el AVE · La anunciada estación queda así como una lanzadera

Comentarios 39

El mapa ferroviario del Ministerio de Fomento contempla el nuevo trazado Huelva-Sevilla dentro de la llamada Red de Altas Prestaciones, una modalidad para tráficos mixtos de viajeros y mercancías, que entraña un 50% menos de rapidez que el AVE.

Según denunció recientemente el ex ministro Álvarez Cascos en una ponencia de infraestructuras, esta categoría (homologable, para el PP, a la Segunda División) supone volver a la planificación de 1993, pues nada tiene que ver con esta tecnología con la Alta Velocidad que define una directiva europea, traducida en 2000 en España por Real Decreto. En marzo de 2004, el AVE Huelva-Sevilla se encontraba en fase de estudio informativo, pendiente de la declaración de impacto ambiental. Expira ahora un mandato que ha cambiado las tornas respecto al plan del gabinete de Aznar (el PIT, con horizonte presupuestario hasta 2010), en el que se habían incorporado los requisitos de la "primera categoría, la auténtica calificación del AVE" -apostillan los populares-, con un nuevo trazado de doble vía y electrificado. Esta línea Huelva-Sevilla quedaría, como corresponde a la Alta Velocidad, para el transporte exclusivo de viajeros; mientras que el actual trazado se usaría para las mercancías y los regionales con velocidad menor.

En los últimos años, las políticas de transporte vienen buscando el fomento del ferrocarril (y la logística portuaria) para el transporte de mercancías, como alternativa a la carretera. Y es que, según la prospectiva de la Junta de Andalucía, para 2013 se espera que el tráfico de camiones se incremente en un 30%, con los efectos derivados de consumo energético, emisiones contaminante y congestión de las comunicaciones. Conservar, pues, el viejo trazado Huelva-Sevilla para las mercancías y destinar el nuevo a la Alta Velocidad para el transporte exclusivo de viajeros, era la solución que inicialmente se contemplaba, con el objeto de acortar distancias con Madrid. Un proyecto que en el año 2000 se planificó para poner este tren en servicio en 10 años, si bien el Ejecutivo socialista ha cambiado las tornas, a la luz de los documentos oficiales del Ministerio a los que ha tenido acceso este periódico.

Según la previsión del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), la anunciada "estación del AVE" -con una propuesta de diseño de Santiago Calatrava- quedaría reducida a una lanzadera. Toda vez que el propio presidente Zapatero anunció en Huelva en la precampaña de las municipales la licitación de este edificio de viajeros para la llegada de la Alta Velocidad; y que la ministra Magdalena Álvarez presentó en diciembre en la Diputación la maqueta de Calatrava, el PP provincial se remite a la planificación oficial de Fomento, para calificar de "fraude a los onubenses" el "cambiazo" -dijo la diputada Fátima Báñez- que los socialistas han dado al AVE de Huelva contemplado en los planes del anterior Gobierno del PP, "una infraestructura que, según la previsión que hicieron los populares, ya tenía que haber llegado a esta provincia".

La velocidad, hemos dicho, es una de las diferencias principales entre un AVE y un tren de Altas Prestaciones (aunque se han requerido informes a Fomento para desglosar y "aclarar" este nuevo concepto, tachado de "camelo" por Álvarez Cascos, un "eufemismo -dijo el ex titular del Ministerio- de lo que es un tren trasnochado"). En principio, se estima que la velocidad máxima de un tren de Altas Prestaciones es de 220 kilómetros por hora; mientras que la Alta Velocidad Española -que implicaría un nuevo trazado de doble vía, electrificado- se mueve en una horquilla de 300-350 kilómetros por hora, en función del modelo del tren.

Precisamente un factor que condiciona la velocidad de los trenes de Altas Prestaciones, una clave determinante en esta comparativa, es el tráfico mixto de viajeros y mercancías. Destaca la diputada del PP que en esta modalidad, esta combinatoria de usos, "salen perdiendo tanto los viajeros, que pierden tiempo porque el transporte de mercancías condiciona la velocidad del tren; como las empresas que deben transportar las mercancías, porque los pasajeros siempre tendrán prioridad".

Otra cuestión diferencial (que en el caso de Huelva no se ha aclarado todavía) es que el tren de Altas Prestaciones, al usarse igualmente para personas y para mercancías, no tiene que llevar necesariamente el ancho de vía europeo, que es el que tiene el AVE. En algunos supuestos, los trenes denominados de Altas Prestaciones están optando en España por vías homologadas (que dan derecho de financiación con fondos de la Unión Europea), a tenor de los problemas de compatibilidad y competitividad que puede acarrear el distinto ancho de vía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios