Vida cofrade

Esperando la bajada de La Cinta

  • La Hermandad de la Cinta prepara los actos en honor de la Patrona, este año se recupera el rezo del rosario en la bajada y vuelve a la Concepción l Los campanilleros preparan sus repertorios

Comentarios 1

COMO cada año cuando llega el sonido de la guitarra, la bandurria y la esquila, cuando julio nos obliga a abrir los balcones de la casa por la calor que nos confirma la llegada real del verano, sabemos que van quedando muy pocos días para la bajada de Nuestra Señora de la Cinta a Huelva. Es ahora un calendario de deseos, entre el tiempo del descanso merecido y la visión de la Señora por El Conquero o acogida de nuevo entre sus calles de Huelva.

Será por tanto un tiempo de espera deseada hasta que llegue el tercer domingo de agosto cuando Huelva suba al Conquero, con ellos los campanilleros y volverá a escucharse el rosario cuando en la noche sólo se comparte con el canto de los grillos y el aroma de jazmines y damas de noche. Luego vendrá la aurora que será testigo del inicio del traslado. Nosotros quedaremos también esperando a ese día y haremos un paréntesis dominical para el descanso, sin olvidar a la Virgen del Carmen, que para eso julio es su mes.

Este año todo será igual que ya con ello es importante porque se mantiene así siglos de historia cintera. Pero tendrá sus matices, se volverá a recuperar en la bajada el rezo del rosario, en el interior del santuario, en el colegio mayor San Pablo, en el Obispado, en San Pedro y en la Concepción. Se volverá por segundo año consecutivo hasta la parroquia de la Concepción donde comenzará la solemne novena el día 28 de agosto y hasta el 5 de septiembre; al día siguiente será la ofrenda floral. Habrá procesión solemne, que es importante que se mantenga, que se vaya ganando en solemnidad, pero habrá que estar pendientes a las obras en calle Puerto. Así el día 7 llegará a la Catedral para su función solemne del día 8 de septiembre que presidirá el obispo. Se prepara esa salida y el grupo de mujeres de la hermandad realiza el nuevo juego de dalmáticas y el ropón del pertiguero. Es ahora, por tanto, tiempo de espera, con la mirada puesta en el santuario del Conquero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios