El cierre de Ercros y Fertiberia supondrá la pérdida de hasta 1.751 empleos

  • Esta cifra significa el 1% del trabajo provincial · Sólo la antigua factoría de Aragonesas genera 473 empleos directos, indirectos e inducidos · Fertiberia podría salvar trabajadores al mantener tres plantas

Comentarios 37

El cierre anunciado de Ercros y el futuro final de actividad de Fertiberia tendrán unos efectos sobre el empleo que sobrepasan con mucho a los 473 trabajadores contratados en las fábricas. La actividad de las fábricas y las rentas salariales de sus operarios tienen unas consecuencias sobre el empleo tanto por la fabricación de bienes y servicios para las industrias como por el consumo de los trabajadores. El resultado es que estas dos fábricas generan hasta 1.751 empleos que se perderán en el momento en que llegue su final de actividad.

Esa es la cifra aproximada de empleos directos, indirectos e inducidos relacionados con la actividad de Ercros y Fertiberia y supone casi un 14% de los 12.827 puestos de trabajo que se calcula que genera el Polo Químico en Huelva. También es importante su incidencia provincial: estos empleos suponen un 1% del total de ocupados de la provincia de Huelva en el primer trimestre del año. Y mayor es su peso si se comparan con el empleo industrial, ya que los 473 trabajadores directos de Fertiberia y Ercros suponen un 2,5% de los puestos de trabajo de este sector en la provincia.

Según los ratios que maneja la industria química sobre los efectos de su producción en el resto de la actividad económica de la provincia, las compras de bienes y servicios que realizan Ercros y Fertiberia en su entorno (destinados a la fabricación o a la inversión) se traducen en la generación de 600 empleos en otras empresas. Basta un ejemplo: se calcula que el 25% de los ingresos del Puerto de Huelva se deben a los movimientos de las industrias de la avenida Francisco Montenegro, Fertiberia entre ellas.

A estos puestos de trabajo habría que sumarles los que se generan por la transformación en consumo de los salarios percibidos por sus empleados, más teniendo en cuenta el elevado salario medio que se registra en la industria química, que oscila entre los 50.147 y los 25.495 euros al año. La transformación de estas rentas salariales directas e indirectas en la industria se traducirían en otro elevado número de empleos, hasta 678 según los ratios manejados por la Asociación de Industrias Químicas y Básicas de Huelva y 312 según otro método de estimación.

Estas cifras suman los 1.751 puestos de trabajo dependerían del futuro de estas dos factorías del Polo Químico. De ellos, más de 450 están sentenciados, ya que corresponderían a la actividad que ha venido desarrollando Ercros hasta el momento. La compañía ha anunciado el cierre de las tres plantas de la antigua factoría de Aragonesas y ello supondrá la salida de 123 empleados directos, 156 indirectos y 176 inducidos.

En el caso de Fertiberia, el obligado cese de los vertidos de fosfoyeso, que se realizará de forma progresiva, supondrá una sangría de trabajadores a lo largo de los próximos años. Por ahora la empresa ha parado dos de las plantas de fabricación de ácido fosfórico y ha intentado negociar sin éxito con los sindicatos un expediente de regulación de empleo para 70 personas, que supondría el final de otros 89 empleos indirectos y 100 inducidos. La compañía ha presentado ante el Gobierno central un plan que supondría dejar en marcha tres de las plantas existentes en la factoría que podrían operar sin generar fosfoyeso y el mantenimiento de 120 empleos, pero dicha propuesta está aún en el aire pendiente del acuerdo que Ministerio de Medio Ambiente, Fertiberia, la organización ecologista WWF y los trabajadores tienen que alcanzar esta semana.

Pero la crisis también se extiende por otras fábricas como Tioxide, donde la empresa propone la salida definitiva de unos 70 trabajadores directos, que tendrán similares repercusiones sobre el empleo general a las de Fertiberia, con 189 puestos de trabajo indirectos e inducidos relacionados con la factoría. También ha habido pérdida de empleo en otras fábricas como Nilefos o prejubilaciones que se vienen ejecutando en otras factorías para aligerar plantilla. No serán los últimos en salir si se cumplen los augurios de la Asociación de Industrias Químicas y Básicas: se espera la presentación de más expedientes de regulación de empleo si la situación económica no mejora en los próximos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios