El otro 'negocio' del EnsancheCifras para avalar un proyectoEl Consejo de Gobierno, en Huelva

  • Las administraciones cobrarán hasta 135 millones de euros por el desarrollo urbanístico del proyecto l El Ayuntamiento aliviaría sus deudas con más de 30 millones por licencias

LAS calculadoras de las administraciones deben estar echando humo después de la presentación del estudio sobre el impacto económico que tendrá el desarrollo del Ensanche Sur. En un momento en el que las informaciones económicas no hacen más que arrojar cifras negativas y desde el Estado hasta el Ayuntamiento señalan la necesidad de apretarse el cinturón, el estudio presentado en la Federación Onubense de Empresarios promete 135 millones de euros para las diferentes arcas públicas gracias al desarrollo urbanístico del proyecto de las Marismas del Titán. Eso y la creación de 3.760 empleos directos en la fase constructiva, con una gran incidencia en un sector de la construcción que sigue cayendo en picado según los últimos datos del paro.

Los beneficios laborales son innegables y contribuirían sin duda a alcanzar los objetivos que se han marcado las instituciones. Pero en el caso de una administración como es el Ayuntamiento de Huelva, la cifra a recaudar por impuestos aliviaría además, y mucho, las maltrechas arcas municipales para las que se ha elaborado un plan de saneamiento con el que hacer frente tanto a la deuda acumulada como a los meses de crisis que se avecinan. La construcción del Ensanche supondría 30,5 millones de euros en licencias, un importe que daría para cubrir casi en su totalidad el presupuesto del área de Infraestructuras para este año (calles, mobiliario urbano y otras cuestiones de la vida diaria de la capital) o el 15% de la deuda que el Consistorio asegura tener. Una cifra mareante, como los 66 millones de euros por los que el Ayuntamiento vendió los terrenos municipales del Ensanche.

Más allá del Ayuntamiento, tampoco el resto de las administraciones deben quedar descontentas. Siempre según los cálculos realizados en el estudio, las arcas estatales ingresarían más de 105 millones gracias a la edificación de los terrenos del Ensanche, sumando el efecto directo, indirecto e inducido de la misma. Ahí se incluirían tanto las cuotas de la Seguridad Social de los trabajadores (10,1) millones como el IRPF (12,9), el impuesto de sociedades (27,9) o el IVA (8,9). Es decir, que si se cumplieran estas previsiones, la hucha del Estado contaría con presupuesto para ejecutar la presa de Alcolea y aún le sobrarían millones de euros.

Pero de la recaudación de estos impuestos no se beneficiaría sólo el Gobierno central. En el caso del IVA y del IRPF, el Estado gestiona los impuestos pero la Junta de Andalucía se lleva un porcentaje de ellos. Así, el 35% del IVA que se cede a la Administración autonómica supondría 3,1 millones de euros para ella, al igual que tendría 4,2 millones (el 33%) del IRPF. Casi 7,4 millones en total para la Junta de Andalucía, el coste, por ejemplo, de uno de los accesos a la costa, la variante de Pozo del Camino. Es el otro negocio del Ensanche, el ingreso que supondrá para las administraciones el desarrollo del proyecto que ha estado paralizado durante varios años.

La Federación Onubense de Empresarios ha acogido esta semana la presentación del estudio sobre el impacto económico de la construcción del Ensanche Sur, un informe elaborado para avalar los beneficios del proyecto, más en un momento de crisis/desaceleración económica.

Una imagen para el recuerdo: el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía se reunía el pasado martes por primera vez en Huelva, en un recorrido que está llevando estas reuniones por toda la comunidad. Así de sonrientes posaban los consejeros en la Delegación del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios