sostenibilidad y competitividad

Enagás hace de Huelva un Puerto estratégico en el aprovechamiento del frío

  • Las instalaciones estarán ubicadas en el Muelle Sur en una parcela de 8 hectáreas y podrían estar operativas el año que viene

  • El ahorro de costes superaría el 50% y hasta el 90% de reducción en la huella de Carbono

Visita en la mañana de ayer al prototipo a tamaño real que se encontraba en las instalaciones de Enagás en el Puerto. Visita en la mañana de ayer al prototipo a tamaño real que se encontraba en las instalaciones de Enagás en el Puerto.

Visita en la mañana de ayer al prototipo a tamaño real que se encontraba en las instalaciones de Enagás en el Puerto. / FOTOGRAFÍAS: o. L.

El coste de la energía, especialmente en España que de salida tiene uno de los más elevados de Europa -en especial la electricidad-, es uno de los factores que determinan la rentabilidad de un proyecto empresarial. De cara a abaratarlos lo más posible con la utilización de recursos hasta el momento no utilizados, Enagás presentó ayer su proyecto de aprovechamiento del frío utilizado en el transporte y almacenamiento de Gas Natural Licuado, para proporcionarlo a un coste infinitamente menor, a las empresas que estén interesadas en el mismo. Junto al Puerto de Huelva quieren convertir lo que se ha empezado a denominar Ciudad del Frío, en un punto estratégico de este tipo de energía, cuyas instalaciones serían ubicadas en una parcela de 8 hectáreas en el Muelle Sur del Puerto de Huelva.

Y es que lo presentado ayer es un proyecto pionero en el mundo. Únicamente en Japón se pueden ver instalaciones similares en Tokio y Osaka, que datan de hace más de tres décadas y que utilizan gases prohibidos por la legislación europea, entre ellos el freón. Esas mismas instalaciones fueron las que visitó Javier Ruesga, un ingeniero de Enagás -descubierto como el perfecto maestro de ceremonias que adornó hasta con un truco de magia con cuerdas- que a través del programa de "emprendimiento corporativo" (fomentar ideas en la propia plantilla que mejoren el rendimiento de sus procesos) puso en marcha una idea simple, pero que puede suponer una mejora más que considerable y un ahorro de costes espectacular para las empresas que dependan del frío para el almacenamiento de sus productos.

El plan permite ahorrar tanto CO2 como el producido por 15.000 vehículos al día

El presidente de la Autoridad Portuaria de Huelva, José Luis Ramos, apuntó en este sentido a las potencialidades de la provincia en "productos hortofrutícolas, cárnicas y aquellas que comercializan productos pesqueros" como las principales beneficiarias.

En esencia -y ayer se pudo ver un prototipo a escala real en pleno funcionamiento en las instalaciones de Enagás en el Puerto- es un intercambio del frío al que se almacena el GNL y que llega a temperaturas de 160 grados bajo cero, a una salmuera (agua con una alta concentración de sal para que no se congele) que es la que a través de unas conducciones no superiores a los 5 kilómetros de distancia de la planta, pueden llevar el frío hasta donde sea requerido a una temperatura que ronda los 36 grados bajo cero, más que suficiente para las demandas de todos los sectores interesados en el mismo. Los beneficios económicos, según Ruesga, "llegan hasta un 50% en la generación de frío, un 80% en mantenimiento y materiales (ya que no se necesitan instalaciones de ningún tipo) y una reducción de la huella de Carbono hasta un 90%. La "sostenibilidad y competitividad" que daban título a las jornadas, quedaban más que demostradas.

Además de albergar las instalaciones de una planta como la de Enagás que bate mes a mes registros de volúmenes, el Puerto va a poner en marcha lo que denominan como un hub Logístico, aunque ayer comenzó a popularizarse como la Ciudad del Frío. Se trata de un área aproximada de 80.000 metros cuadrados (las instalaciones similares en otros puertos no llegan ni a la mitad) con un acceso directo al Puesto de Inspección Fronteriza y al Muelle Sur, lugar desde el que se transportarían en contenedores refrigerados, tanto vía marítima como a través de la terminal ferroviaria que llega hasta las mismas instalaciones.

El proyecto que ayer vio la luz por primera vez nace del convenio que Enagás y la Autoridad Portuaria de Huelva suscribieron hace un año como una estrategia novedosa en España. Desde entonces, tanto la apuesta de la distribuidora, como del Puerto y de otras empresas vinculadas al sector energético, han dado un paso adelante a la hora de hacer de Huelva un lugar estratégico en el suministro del combustible que ha cambiado la manera en la que se mueven los mayores consumidores de carburantes del mundo y que a partir de ya mismo, comenzarán a utilizar el GNL obligatoriamente.

Con la experiencia que determinan más de tres décadas desde que llegaran a Huelva, el consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja, apuntó a que "el proyecto que presentamos permitirá hacer de Huelva un escaparate en todo el mundo, puesto que vendrán desde otros lugares para ver cómo se ha llevado a cabo", al mismo tiempo que "hará crecer la industria asociada en Huelva". En la misma línea, José Luis Ramos, expuso su convencimiento de que dicha infraestructura permitirá "abaratar enormemente los costes de la cadena logística y, de esta manera hacer competitivas, tanto a éstas como al propio Puerto".

Manuel Vega, director comercial del Puerto de Huelva e interlocutor con Enagás para la consecución del proyecto, amplió la estrategia hasta englobarla dentro de las oportunidades que ofrece el proyecto europeo Core LNGas hive que cuenta en la actualidad con 42 socios, entre los que se encuentra el Puerto y cómo ha cambiado la manera de tratar el frío "que antes se desperdiciaba". Claudio Rodríguez, director general de Infraestructuras de Enagás, quiso situar a Huelva como uno de los lugares estratégicos de la empresa en todo el mundo, que "bate registros en almacenamiento y regasificación, o que nos ha llevado a la descarga de 212 buques completos, a una distancia enorme de cualquier otro lugar de Europa".

Por su parte, el director del Puerto, Ignacio Álvarez-Ossorio, expuso las posibilidades estratégicas de Huelva, especialmente después de la trascendencia cada vez mayor de las rutas de Latinoamérica y África Occidental".

Fernando Impuesto, director general de Enagás Emprende y Javier Ruesga, ideólogo del proyecto, fueron los encargados de emplazarlo dentro de la propia estrategia de la empresa, como un nuevo concepto de tratamiento de una energía que supone "tanta energía como la que existen en 20 centrales convencionales como la que Endesa tiene cerca del monumento a Colón" y que obligarán a hablar de "frioductos" para hacerse cargo de una capacidad que multiplica por diez toda la capacidad de la planta de Cepsa" o que permitirá el mismo ahorro "en CO2 que el producido por 15.000 vehículos que estuvieran funcionando todo el día".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios