Descenso del 10% en las ventas de hostelería en lo que va de año

  • El sector espera que las expectativas turísticas se reflejen en sus cuentas

El año pasado se cerró con pérdidas y éste ha comenzado con la misma tendencia. Las ventas en el sector de la restauración y ocio han bajado un 10 por ciento en los dos primeros meses del año. A pesar de ello, desde el sector se muestran optimistas de cara a la Semana Santa, ya que sus cuentas dependen directamente de la llegada de turistas a la provincia, cuyas expectativas son buenas.

Los restauradores no manejan previsiones, porque el comportamiento del consumidor "es imprevisible", según el secretario general de la Asociación Provincial de Hosteleros, Rafael Barba, quien subraya la tendencia "al alza" que existe en la Costa, al igual que en la Sierra. Si bien, el optimismo para este segundo destino se presenta con matices, ya que "de momento, las cifras positivas sólo llegan durante los puentes y fines de semana, por lo que no podemos hablar de un futuro tan halagüeño". Son conscientes de la contención del gasto familiar, aunque entienden que la Semana Santa es una de las temporadas más fuertes para ellos, ya que al cliente de la provincia, más asiduo de Lunes a Miércoles Santo, se le suma a partir del Jueves el que llega desde otros puntos de la geografía española para alojarse y también consumir en establecimientos del sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios