Rafael Chirbes y Chantal Maillard, Premios de la Crítica

  • Las obras 'Crematorio' e 'Hilos' han sido premiadas por el jurado designado por la Asociación de Críticos Literarios, que eligió Huelva para dar a conocer el fallo

La Asociación Española de Críticos Literarios eligió Huelva, coincidiendo con el último año de la celebración del trienio Zenobia-Juan Ramón Jiménez, como escenario para dar a conocer los Premios de la Crítica 2007, unos galardones que en esta edición han recaído en Rafael Chirbes, por la obra 'Crematorio', dentro de la modalidad de narrativa, y en Chantal Maillard, por 'Hilos', en la categoría de poesía.

Asimismo, el jurado, presidido por Miguel García Posada, ha concedido los Premios de la Crítica, en literatura catalana, a Manuel Baixauli, por 'L'home manuscrit', en narrativa, y a Joan Margarit, por 'Casa de Misericordia', en poesía; en literatura vasca, a Jokin Muñoz, por la obra 'Antzararen bidea' (El camino de la oca), en narrativa, y a Jon Gerediaga, por 'Jainkoa harrapatzeko tranpa' (una trampa para cazar a Dios), en poesía, y en literatura gallega, a Luis Rei Núñez por 'O señor Lugrís e a negra sombra', en narrativa, y a Helena de Carlos por 'Vigo' en poesía.

Ángel Basanta, miembro del jurado, calificó la obra 'Crematorio' como "la mejor novela de Rafael Chirbes y una de las mejores novelas del siglo". Indicó que es una obra "muy valiente" que ofrece una actual visión crítica de la España actual sometida a la especulación inmobiliaria y urbanística. Subrayó que es una novela "necesaria, de gran riqueza técnica y estilística", a lo que añadió que es la coronación de un conjunto de cuatro novelas, que se inició con 'La larga marcha'.

Basanta comentó que el jurado premia a Chirbes consciente de que "es un escritor que ocupa mucho menos espacio en la literatura española del que merece, es un autor que se merece tener más lectores". En este sentido, recalcó que "probablemente es el escritor que mejor a novelado la evolución de la sociedad española".

Respecto a 'Hilos' de Chantal Maillard, Miguel García Posada, destacó que la obra se caracteriza por un "exigente trabajo lingüístico que asienta la expresión poética en la introspección del individuo de nuestro tiempo".

En relación a las obras en lengua vasca, Javier Rojo, componente del jurado, subrayó que se ha premiado 'El camino de la oca' de Jokin Muñoz "por ser una de las obras más interesantes publicadas". Comentó que trata sobre la memoria histórica desde un punto de vista personal. "Se unen dos narrativas diferentes, la Navarra de los años veinte y el País Vasco actual". En cuanto a 'Una trampa para cazar a Dios' de Jon Gerediaga, indicó que muestra un tipo de poesía de carácter abstracto, de ideas más que sensaciones y experiencias. "El autor intenta asimilar el hecho de la existencia, intenta asimilar la limitación temporal".

En cuanto a la literatura catalana, Josep Ballester, resaltó que se premian dos obras que reflexionan sobre la vida y la literatura. Por una parte, 'L'home manuscrit', de Manuel Baixauli, "una novela mucho más cercana al género de las ideas que a la acción y que nos habla del poder de la literatura para cambiar nuestro destino y para luchar contra el olvido", y por otro, 'Casa de Misericordia' de Joan Margarit, una obra que "demuestra la madurez expresiva de su autor y una reflexión sobre el papel de la poesía como último refugio contra la intemperie moral".

Por su parte, María Xesús Nogueira, también componente del jurado, manifestó, respecto a las obras premiadas en literatura gallega, que 'O señor Lugrís e a negra sombra' de Luis Rei Núñez, combina la biografía y la ficción para construir un retrato en torno al pintor gallego Urbano Lugrís. Nogueira apuntó que la obra, "que recurre al conocido pretexto del manuscrito encontrado", recrea el universo mítico del pintor, así como de numerosos personajes, reales o de ficción.

De 'Vigo' de Helena de Carlos, explicó que es un libro dedicado a la ciudad de Vigo, "de tono elegíaco y ecos clásicos", escrito "con un verso elegante y equilibrado". Señaló que el tiempo y la memoria son dos elementos muy presentes en este poemario en el que la autora plasma su voz íntima y personal.

Por último, García Posada destacó la "generosidad" con la que el jurado "se ha entregado a su tarea". Resaltó que el Premio de la Crítica, no conlleva una cuantía económica, pero goza de gran prestigio, desde que se puso en marcha en 1956. Asimismo, afirmó que a la sociedad "le hace falta un buen baño de literatura". Con la elección de Huelva para el fallo del premio la Asociación Española de Críticos Literarios quiso rendir un homenaje a Juan Ramón Jiménez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios