El Chare de Lepe está pendiente de su acceso desde la A-49

  • El centro ya está terminado y se encuentra a la espera de la construcción de la carretera

La provincia vivió tímidos pasos para ver cumplida una de las promesas más ansiadas en lo que se refiere a la asistencia sanitaria: la puesta en marcha de los centros hospitalarios de alta resolución (Chares) que fueron anunciados hace ya 15 años. El que siempre ha estado más adelantado -por decirlo de alguna manera- ha sido el de Lepe cuyas instalaciones están terminadas. Tanto es así que el SAS procedió incluso a realizar la dotación de instrumental que posteriormente, fue reenviado a otros centros entre ellos el Infanta.

La razón para todo ello se encuentra en que el hospital estaba terminado pero no había manera de llegar a él. Ante esta situación berlanguiana, se produjo el tradicional rifirrafe entre el Ayuntamiento de Lepe (PP) y la Junta de Andalucía. Los reproches entre ambas formaciones se sucedieron hasta que el Ministerio de Fomento publicó en el BOE el inicio del procedimiento por el que el Chare contará con la conexión con la A-49 y cuyo gasto será asumido por el Gobierno central.

Así también lo anunció el propio ministro Íñigo de la Serna que, aprovechando su visita a la provincia, se desplazó hasta el enclave. Al poco tiempo, el Hospital Virgen de la Bella, de la empresa Pascual abría sus puertas también en la localidad lepera si bien dentro del ámbito privado. Así se iba poniendo fin a una incongruente situación como la vivida en Lepe: contar con dos hospitales y tener los dos cerrados.

Quedan otros flecos en los que el SAS debe emplearse a fondo. Esos son los casos del centro de salud de Isla Chica que sigue avanzando lentamente en su ejecución final, y los de Gibraleón y Valverde del Camino. Respecto al centro de la capital, la Junta dio su conformidad al proyecto de ejecución; un paso previo a los trámites de licitación de las obras de construcción. Se estima que la inversión que la Administración autonómica destinará a la realización de las obras se eleve a un montante de 4,3 millones de euros.

Junto a las infraestructuras, la Sanidad onubense hace aguas en un aspecto que no dejan de señalar las fuerzas representativas de los trabajadores: la escasa seducción que se hace a los profesionales para que vengan o se queden en la provincia. Huelva también se queda atrás, respecto a otras provincias andaluzas, en lo que se refiere a las condiciones laborales que ofrece bien sea para la Atención Primaria, bien sea para los hospitales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios