Cepsa, con la obra social onubense

  • Un total de 55 propuestas llegaron a las manos del jurado de la tercera edición de los premios Cepsa al valor social, de los que sólo cinco fueron premiadas ayer con su financiación para 2008

Muchas son las asociaciones que trabajan por los derechos de los más desfavorecidos pero pocas las empresas, con gran potencial para ayudar, que se dedican a esta tarea. Cepsa en Huelva se convirtió ayer en la excepción que confirma la norma. El Hotel Luz de la capital acogió en la mañana de ayer la tercera edición de los premios Cepsa al valor social. Se trata de una iniciativa a través de la que la empresa onubense financia, desde hace tres años, varios de los proyectos, los premiados, presentados por asociaciones sociales.

Para el año que va a comenzar, Cepsa va a financiar cinco proyectos que conquistaron al jurado por su importancia para la sociedad o por la calidad de las propuestas que integran los proyectos. Así, Juan Manuel Díaz Cabrera, director de Cepsa Refinería 'La Rábida', presentó a los premiados. El primero y más importante, según precisó Díaz Cabrera, es el perteneciente a la asociación 'Aprodesordos', "que va a ser financiado en su totalidad". Y es que dicha asociación planteó la necesidad de conservar la escuela para padres de niños sordos "para educarlos y ayudarlos". Así lo expuso la representante de 'Apordesordos', quien aseguró que sin el premio "la escuela no podría sobrevivir". Los jóvenes con problemas educativos o de integración social también se alzaron con uno de los galardones representados por la Fundación Onubal, una asociación de carácter social que, en esta edición, ha sido premiada gracias a su programa de talleres de integración laboral. Durante el primer semestre de 2008 y en muchos puntos de la provincia, la Fundación organizará talleres en jardinería y mantenimiento de edificios para jóvenes de entre 18 y 20 años con problemas sociales o educativos, de manera que SE integren en la sociedad a través del trabajo. Su presidente, Javier Castillo Sánchez, recogió el premio emocionado y agradecido.

Otros dos de los proyectos premiados recayeron sobre dos organizaciones que trabajan el mismo sector social, la drogodependencia. Por su parte, la Asociación Estuaria ganó con un proyecto destinado exclusivamente a las mujeres que acompañan a los enfermos, "las más afectadas". Por esto, según explicó el presidente de la asociación, Antonio Rodríguez, "la idea es la celebración de terapias de grupo y autoayuda exclusivamente para ellas". De otra parte, fueron los propios enfermos los que disfrutarán de la financiación que otorga el galardón de Cepsa. La asociación Sísifo será el año que viene el hermano mayor de la Hermandad de los Milagros de Palos. Además, el proyecto de Sportman Minusválidos con el que intentan utilizar el deporte como camino a la vida de los discapacitados, también fue uno de los protagonistas de la mañana.

Entre los presentes, destacaron los miembros del jurado formado por, además de Díaz Cabrera, Juan José Delgado, secretario provincial de COCO, Miguel Calero, de la delegación de Educación y Mª del Mar Serrano, de UGT.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios