Cava para competir con el catalán y brandy de reserva

  • El vino espumoso elaborado en el Condado agota sus existencias estas fechas

Huelva ya tiene otro cava: vino espumoso para ser más correcto. Se trata de primer cava palmerino que elabora la bodega Infante, que pondrá a la venta una partida de 1.200 botellas. Por el momento, la producción está dirigida básicamente a los clientes de esta empresa bodeguera.

El vino espumoso de punta Infante es un Brut Nature, de doce grados, elaborado con uva Zalema, Macabeo y Sauvigon Blanc, con un tiempo de fermentación de un año. Por sus características puede acompañar las comidas.

El cava de Infante se suma al primer espumoso elaborado en la provincia de Huelva cuyo nombre se extiende ya prácticamente por todo el territorio nacional: Raigal. Año tras año Agroalimentaria Virgen del Rocío de Almonte aumenta la producción de este espumoso, cuyas ventas se disparan cuando llegan estas fechas. 20.000 botellas se pusieron a la venta el pasado año una cifra parecida a la de este. A buen seguro que los dos espumosos onubenses no faltarán en las mesas estas navidades en clara competencia con el cava catalán.

Tampoco faltará probablemente otra joya onubense como es el brandy que se elabora en el Condado. La bodega Infante produce uno de ello. Durante esta campaña festiva venderá el 80 por ciento de su producción, que se cifra en alrededor de 14.000 botellas. Infante ofrece tres tipos de brandy: un Reserva Especial, un Gran Reserva y un Real 1870, además de un licor de brandy.

Bodegas Rubio de La Palma del Condado elabora el prestigioso brandy Luis Felipe con más de cien años de antigüedad e historia. Su comercialización es muy reducida y se pueden distinguir tres tipos: brandy Gran Reserva 100 años Luis Felipe con una tirada única de 786 botellas, Gran Reserva Rey Luis Felipe con una producción limitada a 300 botellas anuales y Gran Reserva Luis Felipe con una producción anual de 10.000 botellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios