Bocachanza y un espacio natural para el Guadiana, peticiones aún pendientes

  • El bombeo actual del Bocachanza aporta 75 hectómetros cúbicos y se pide duplicarlo

Comentarios 1

El aprovechamiento del agua de los ríos transfronterizos es una de las materias más reguladas en las relaciones entre Portugal y España. Ya a principios del siglo pasado había un canje de notas sobre el aprovechamiento industrial de las aguas de los ríos limítrofes, un precedente de los convenios que regulan desde hace décadas el uso de las aguas de los ríos internacionales, como el Guadiana en el caso de Huelva.

Según el acuerdo entre ambos países, la gestión del río Guadiana corresponde a Portugal, excluida de esta competencia lusa el río Chanza, de la cuenca del Guadiana. A finales de los años 70 se construyó en la intersección entre ambos ríos el bombeo del Bocachanza, pensado inicialmente para garantizar el agua al embalse del Piedras. Desde entonces ha venido funcionando como un seguro para las épocas de sequía y salvó a Huelva de las restricciones de los años 90 gracias a los 75 hectómetros cúbicos anuales que es capaz de regular.

Desde hace unos años, los regantes de la zona vienen reivindicando la duplicación del bombeo del Bocachanza, un segundo bombeo de otros 75 hectómetros cúbicos que estarían dispuestos a cofinanciar de la mano del Ministerio de Medio Ambiente. Según el presidente de la comunidad de regantes del Andévalo Fronterizo, Juan Antonio Millán, "ahora la duplicación es una necesidad y cuando esté hecha la presa de Alcolea será una garantía". Sin embargo, después de varias reuniones el asunto todavía está pendiente y se está intentando reactivar el proceso de negociación entre ambos países.

Otra cuestión largamente reivindicada, en este caso por los grupos ecologistas de ambos lados de la frontera, es la declaración de un espacio natural conjunto del Bajo/Baixo Guadiana. Las organizaciones ecologistas presentaron hace meses una propuesta conjunta a los gobiernos de ambos países (también a la Junta de Andalucía) en la que hacían una recopilación de los espacios protegidos existentes a uno y otro lado del río, reclamando englobarlos en un parque natural internacional para la conservación de estos ecosistemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios