La Biblioteca Poeta Jesús Arcensio se traslada al centro social La Morana

  • La asociación de vecinos denuncia que el Ayuntamiento le debe unos 10.000 euros del alquiler del local de Vázquez Núñez de Balboa

Muchos son los cambios que el Ayuntamiento de Huelva está realizando en el centro social La Morana, sita en la calle Salamanca, desde que entró en la Administración local el equipo de gobierno de Gabriel Cruz. Primero transformó, en casi su totalidad, las instalaciones en la Casa de la Juventud La Ruta, reduciendo el espacio para la asociación de vecinos a un despacho y una sala de juntas, y ahora traslada a este edificio la Biblioteca Municipal Poeta Jesús Arcensio, ubicada hasta ahora en un local de la calle Vázquez Núñez de Balboa.

Según el Consistorio, el objetivo de este cambio de ubicación es ofrecer una mejor atención a los usuarios y unificar los servicios para un mejor aprovechamiento de recursos municipales, con lo cual la biblioteca municipal, inaugurada en julio de 1999, pierde su entidad propia y pasa a convertirse después de casi dos décadas en una sala de lectura y estudio del centro social.

El material bibliográfico ya está en la nueva ubicación, una sala de la segunda planta

El pasado 12 de marzo se procedió al traslado del mobiliario y libros que conforman el fondo de la biblioteca, uno de los siete centros que forman parte de la red municipal. Estaba previsto que el 19 de marzo ya estuviera colocado todo el material bibliográfico en la sala de la segunda planta del centro social de la calle Salamanca, destinada ahora a este fin, y ésta abriera sus puertas pero la biblioteca permanece todavía inoperativa.

El local de la calle Vázquez Núñez de Balboa está alquilado y el contrato de alquiler está a nombre de la asociación de vecinos La Morana. En este sentido, su presidente, Francisco González, denunció que el Ayuntamiento les debe unos 10.000 euros del arrendamiento del inmueble. González explicó que ya el anterior equipo de gobierno dejó de pagar y el actual sigue sin abonar los recibos. "Hemos presentado varias cartas y continúa sin pagar".

El representante vecinal comentó que el material y mobiliario que la asociación tenía en la sala de juntas se ha llevado al local, ya que desde el Ayuntamiento le pidieron que la dejará libre porque la necesitaban para realizar actividades -se imparte ahora allí el taller de cerámica del programa municipal Cultura en los Barrios- e incluso, según apuntó González, se le propuso que dejará también el despacho en el centro social y se instalará la asociación en el inmueble de Vázquez Núñez de Balboa, aunque, tras la negativa del presidente de los vecinos, se le indicó "que de momento se queda el despacho" en el edificio de la calle Salamanca.

González lamentó que en los dos últimos años y medio la actividad haya disminuido un 65,38% en el centro social, por cuya construcción luchó la asociación de vecinos. Señaló que antes se realizaban 52 cursos y talleres y actualmente hay 18. "Han intentado desligar a los vecinos de la asociación y ésta terminará desapareciendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios