Aracena muestra lo mejor de su patrimonio

  • La localidad serrana abre un centro de interpretación para vecinos y turistasl ilustrados Las fiestas más importantes de Aracena, la naturaleza del entorno, los monumentos, etcétera, forman parte de los paneles informativos, perfectamente ilustrados.

Aracena cuenta ya con un centro de interpretación que servirá para dar a conocer la ciudad a los turistas más allá de la clásica Gruta de las Maravillas. El objetivo es que quienes vengan a visitar la primera cueva abierta al turismo nacional en el año 1914 no vuelvan de regreso a su origen sin comprobar la riqueza patrimonial, artística, arquitectónica, natural y social de Aracena y su entorno más próximo.

El centro de interpretación se ubica en la parte alta de la oficina de turismo y taquilla de la gruta, conocida como el antiguo mesón Gruta de las Maravillas. Tiene dos partes bien diferenciadas. Por un lado, el geoparque minero o antiguo museo minero con preciosos elementos mineros de todo el Mundo. Hasta ahora habían estado en una habitación anexa a las dependencias de la gruta, pero el paso del tiempo hizo que se quedara pequeño y obsoleto. Y por otra parte, se encuentra el centro de interpretación con una serie de paneles informativos muy visibles, con mucho contenido y coloridos según la estación correspondiente. Estos paneles contienen paisajes, naturaleza, árboles, animales y otras riquezas del medio ambiente serrano donde está inmerso el pueblo aracenense. Esta información no es excesiva ya que en el centro de visitantes del Parque Natural en el Cabildo Viejo ya posee un mayor número de este tipo de paneles, y es otro lugar de referencia que merece ser visitado en la Plaza Alta.

Otros de los paneles están relacionados con las fiestas más importantes y singulares como la Semana Santa, los rehiletes o romerías. Asimismo, los hay que hacen referencia a los monumentos y edificios más históricos. En este centro aracenense también están ubicadas las distintas etapas de la civilización humana con presencia real y elementos de la localidad.

Además, sorprenden los dos audiovisuales habilitados a lo largo de la sala, uno frente al otro, y ambos con la posibilidad de sentarse para disfrutarlos sin prisa. El primero, sin audio, contiene imágenes variadas de la ciudad, algunas ya presentes en los paneles informativos, y otras nuevas para el deleite del visitante. El otro, en el fondo, está inmerso en un espacio con más oscuridad, y dispone de la audición necesaria para perderse por unos minutos en la esencia de la Sierra en general y Aracena en particular; aunque con la suerte de que después, gracias a los mapas didácticos también expuestos, hay la posibilidad de recorrerlos in situ para comprobar la realidad.

El centro de interpretación también debe ser un lugar de visita frecuente para los propios aracenenses para que así no olviden, en su caso, o aprendan en otros, la historia de la ciudad de Aracena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios