Andalucía vuelve a liderar la caída del paro y el alza del empleo en 2017

  • La región deja atrás el discreto 2016 y aporta uno de cada cuatro nuevos trabajos y uno de cada tres abandonos del desempleo

El mercado laboral andaluz recuperó en 2017 el impulso que perdió el año anterior. La Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja 126.400 ocupados más en la región (frente a los 25.900 de 2016), hasta situar la cifra en 2.971.600; y 159.700 parados menos (el año anterior fueron sólo 78.000), hasta, por fin, bajar del millón de parados en términos EPA: 960.600. En resumen: una de cada cuatro personas que encontró empleo en España en 2017 lo hizo en Andalucía y una de cada tres que abandonó el paro también era de aquí.

Con ser muy buenas, las cifras no superan las de 2015, el mejor año de la recuperación, cuando se generaron 137.600 puestos de trabajo y el paro cayó en 197.700.

Seguramente algo tendrá que ver que el último trimestre, con ser de evolución positiva, esté muy lejos del espectacular 2015, beneficiado por unas grandes campañas agrícolas. El paro se reduce en 19.300 y, mucho mejor, la ocupación se eleva en 45.000. Lejos, en todo caso, de los 61.300 que dejaron el desempleo en 2015 y los 83.600 que encontraron trabajo.

En la recuperación de este año ha tenido mucho que ver el empleo público, afectado por la parálisis política en 2016. Prácticamente se da la vuelta: si hace dos años se perdían 23.500 puestos de trabajo de este sector, en 2017 se recuperaron 26.600. Ello ha ayudado bastante a que el sector privado haya cogido confianza: de los 49.400 empleos asalariados privados generados en 2016 se pasa a más del doble: 105.700 en 2017

Precisamente la generación de un mayor volumen de empleo asalariado en 2017 es uno de los rasgos diferenciales del año. Los autónomos pierden fuerza: son 22.400 menos. Pero los empresarios con empleados se incrementan en 15.100, lo que refleja un proceso de depuración de la actividad por cuenta propia.

También sigue en ascenso la contratación indefinida: Andalucía eleva en 75.600 las personas con esta modalidad, por encima de las 56.600 que entran en el trabajo de forma temporal. La otra cara de la moneda es que, como los temporales crecen porcentualmente más, la tasa de temporalidad se eleva al 35,69%, 0,41 puntos porcentuales. En España está en el 26,71% y crece menos, 0,23.

También parece que se consolida la jornada a tiempo completo (127.800 empleos más) en detrimento de la parcial (1.400 menos); que el empleo crece en todos los sectores, pero con servicios acaparando la nueva ocupación, con 98.700 más; que por edades sube en todos los segmentos, pero más en menores de 29 (6,98%) y en mayores de 44 (5,81%), y que aunque el trabajo avanza lo mismo, un 4,4% para hombres y para mujeres, ellas se llevan la peor parte en términos absolutos (54.400 frente a 71.800 nuevos ocupados).

En España, el mercado laboral español creó 490.300 empleos en 2017, hasta rozar los 19 millones de ocupados, y recortó el paro hasta los 3,7 millones de personas, recuperando así niveles de finales 2008. La tasa de paro cierra el año por debajo del 17%, concretamente en el 16,55 %, tras dejar de buscar empleo 471.000 personas el año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios