Andalucía alcanza los tres millones de afiliados por primera vez en nueve años

  • Termina 2017 con 100.201 cotizantes más, la mayor alza desde 2006, y una caída de 57.713 parados, menor que la de 2016

  • Los últimos cinco ejercicios dejan 330.000 empleos más y 258.000 desempleados menos

Llegó el final de año y Andalucía superó los tres millones de afiliados a la Seguridad Social, hasta situarse en 3.011.953 después de sumar en diciembre 52.139 nuevos empleos, en su mayor parte ligados a la agricultura, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo. Se trata de una cota psicológica importante, ya que Andalucía llevaba nueve años, nada menos que 109 meses, por debajo de esa cifra, concretamente desde noviembre de 2008.

La cifra de ocupados es el gran dato de un año excelente para el empleo y sólo bueno para la reducción del desempleo. Andalucía ha sumado en 2017 más de 100.000 cotizantes (100.201), el mejor dato desde 2006 y mucho mejor que los poco más de 75.000 con los que terminó 2016. Es la tercera región que más empleo crea en términos absolutos, tras Madrid y Cataluña, con un ritmo de ascenso muy similar al nacional (3,44% frente a 3,42%).

España incrementa en 611.416 el número de afiliados y reduce en 290.193 el paro

En lo que sí es líder la comunidad -en términos absolutos, que no porcentuales- es en la disminución del paro, que baja en 57.713 personas en el conjunto del año para situarse en 825.364 personas. Sin embargo, pese a ese honor, el paro se reduce menos que en 2016, cuando fueron 79.827. Además, en términos relativos el desempleo desciende un 6,54% en la región frente al 7,84% del conjunto de España.

Más allá de esos matices la realidad es que Andalucía lleva cinco años consecutivos en los que el paro retrocede y la ocupación es mayor. En la etapa de la recuperación, desde 2013, hay ya 258.395 desempleados menos y 330.316 trabajadores más.

El buen año no debe ocultar, por otro lado, que diciembre no ha sido tan bueno como en los años anteriores. Es cierto que se han creado 41.561 empleos y el paro ha caído en 26.378, pero también lo es que esto se debe en un porcentaje muy alto a la actividad agraria y que, además, diciembre ha sido el peor para la ocupación desde 2012 y el segundo peor en retroceso del desempleo. El año pasado, sin ir más lejos, 39.908 personas abandonaron las listas del paro y 52.139 se inscribieron como cotizantes en la Seguridad Social, cifras mejores que las de 2017. De los más de 41.000 empleos creados en diciembre el año pasado, sólo 4.655 corresponden a actividades no agrarias. El año pasado fueron más, 7.731.

Pese a esta cierta desaceleración a final de año, la Junta prevé que en 2018 se creen 80.000 nuevos puestos de trabajo en Andalucía, lo cual supondría situar a la región en una situación precrisis. Es decir, que se habría recuperado los puestos de trabajo destruidos en los últimos años.

A nivel nacional, la afiliación a la Seguridad Social se incrementó en 611.416 personas durante 2017, hasta alcanzar los 18,46 millones de cotizantes con el mayor incremento interanual desde 2005, año en el que se produjo la regulación extraordinaria de inmigrantes. Por su lado, el número de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo disminuyó en 290.193, hasta situar la cifra total de parados en 3.412.781, la más baja registrada a cierre de año desde 2008

Sólo en el mes de diciembre, el paro bajó en 61.500 personas y la Seguridad Social ganó 42.444 cotizantes, un comportamiento más moderado que otros años debido a que la mejora del empleo por la campaña de Navidad se anticipó a noviembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios