El lehendakari pide unión para reclamar a ETA que se disuelva "sin contraprestaciones"

  • Patxi López anuncia la creación de un comisionado para gestionar el fin de la banda y afirma que la solución para los presos no está en "abrir las puertas de la cárcel", sino en la reinserción social.

El lehendakari, Patxi López, ha pedido que "todos juntos" reclamen a ETA que se disuelva definitivamente "sin ninguna contraprestación" en este "nuevo tiempo" porque se ha dejado "atrás el ciclo terrorista". "Hemos cruzado la frontera del pasado, ahora tenemos que hacer irreversible ese final y ganar la convivencia". No obstante, ha apuntado que no se puede permitir que "aquellos que, durante tanto tiempo dieron cobertura y amparo a ETA, se transfiguren ahora en pacifistas de toda la vida y traten de enmascarar su culpa con la niebla del conflicto, que diluye y absuelve responsabilidades muy concretas".

Durante su intervención en el pleno del Parlamento vasco, en el que expone sus propuestas por la paz y la convivencia, López ha asegurado que "el terrorismo no ha sido algo que se nos haya regalado ni que ha ocurrido por casualidad", y ha destacado que "se ha derrotado a ETA". "Hoy, la amenaza terrorista, la usurpación chulesca de las calles, el miedo a hablar en voz alta se están convirtiendo en cosas del pasado", ha señalado.

Por lo que Patxi ha propuesto la creación de un foro en el Parlamento Vasco para consolidar el final del terrorismo en Euskadi, en el podrían comparecer representantes de la izquierda abertzale si así lo determinan los grupos de la Cámara. López ha hecho esta propuesta en el pleno del Parlamento de Vitoria, donde se crearía este foro en forma de "ponencia especial para la convivencia" y que, según ha dicho, tendría un carácter abierto a la "participación" de otros representantes institucionales, organismos o personas de "especial interés". Aunque la izquierda abertzale no tiene representación en el Parlamento Vasco, a través de esta ponencia podrían participar por tanto representantes de la antigua Batasuna como otros comparecientes si así lo determinan los grupos parlamentarios.

La ponencia propuesta por el lehendakari se encargaría de recibir información del Gobierno en lo referente a todas las iniciativas en materia de convivencia e intentar acuerdos para, entre otras cosas, plantear acciones conjuntas con los ayuntamientos para impulsar la convivencia, proponer acciones en el sistema educativo y fomentar políticas de memoria. Esta propuesta la ha hecho en el pleno de la Cámara de Vitoria ante la que ha comparecido para analizar el "nuevo tiempo" que vive Euskadi tras el cese definitivo del terrorismo.

En su discurso, el lehendakari también ha planteado la necesidad de que el mundo de la ilegalizada Batasuna pueda tener, "lo antes posible, un partido legal", porque, ha dicho, si ese mundo está ya en instituciones, como ayuntamientos y diputaciones, "no tiene sentido que no tengan un partido en el que se organicen: Se trata de hacer formalmente legal lo que es ya materialmente real". López ha asegurado que el objetivo "último de la lucha contra el terrorismo es siempre construir una convivencia democrática en libertad" y que, por ello, las instituciones democráticas "deben permitir e incluso facilitar a los que en el pasado han apoyado el terrorismo la posibilidad de su integración institucional". Eso sí, ha dejado claro que no va a aceptar que el mundo de la izquierda abertzale "quiera trasladar a hombros ajenos el peso de su propia responsabilidad", porque "son ellos los que tienen que romper con el pasado para vivir el nuevo tiempo".

Para ese nuevo tiempo, ha anunciado que nombrará un "comisionado para la convivencia" que ejecutará la política del Gobierno en esta materia, llevará las relaciones ordinarias con el Gobierno español en los ámbitos que él mismo le encomiende y coordinará las actuaciones para favorecer la reinserción de los presos y la "integración democrática de los huidos que no tengan causas pendientes con la Justicia".

La situación de los presos ha sido otro de los grandes ejes de la intervención del lehendakari, quien ha vuelto a abogar por una política penitenciaria "diferente", más flexible. López ha aclarado que la solución no va a ser "abrir las puertas de las cárceles para que todos los presos de ETA salgan fuera sin más", por lo que quienes "de forma irresponsable reivindican amnistía o salidas colectivas están engañando a la sociedad vasca y a los propios presos".

Tras afirmar que la política penitenciaria ha contribuido al final de ETA y que ahora debe ayudar a "cerrar las heridas causadas por el terrorismo", el lehendakari ha reclamado a Batasuna que apoye las medidas de reinserción individual de los presos en una "nueva política penitenciaria". Esta nueva política mantendría el carácter individual, en el que los presos deberían dar por "finalizado el ciclo terrorista proclamando la ilegitimidad del uso de la violencia y asumiendo su responsabilidad personal". Asimismo ha insistido en el acercamiento paulatino de los presos, la excarcelación de los presos con enfermedades graves e incurables y en su voluntad de cooperar con el Gobierno en las políticas de reinserción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios