Una juez avala la actuación policial en el caso Haidar

  • La activista saharaui, que ya lleva 27 días en huelga de hambre en Lanzarote, entró al menos seis veces en El Aaiún sin identificarse como ciudadana marroquí

El Juzgado de lo Contencioso número 4 de Las Palmas ha avalado la decisión de la Policía en el aeropuerto de Lanzarote de no permitir la salida de la activista saharaui Aminatu Haidar hacia El Aaiún el pasado 14 de noviembre tras ser devuelta por Marruecos, ya que es lo que disponen la Ley de Extranjería y el acuerdo de Schengen.

Así lo indica la titular del citado Juzgado, María del Carmen Blanco, en un auto, fechado el pasado día 4, en el que rechaza autorizar a Haidar su salida inmediata de España, medida que ésta había solicitado de forma cautelar.

La activista saharaui argumentaba que en España no se encuentra detenida ni retenida ni en ningún supuesto que implique ilegalidad y que pudiera impedirle su salida en base a la Ley de Extranjería, por lo que consideraba que la actuación de la Administración española impidiéndole su salida hacia El Aaiún "responde a motivos políticos e ideológicos". Aunque la magistrada reconoce que la ley permite la salida de España con documentación defectuosa o sin ella, asegura que la norma establece al tiempo "la facultad discrecional de los servicios policiales de control de valorar la oportunidad o conveniencia de permitir la salida en tales condiciones".

La activista saharaui, que lleva 27 días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote tras su expulsión de Marruecos, entró hasta en seis ocasiones en El Aaiún sin identificarse como ciudadana marroquí en el control de pasaportes del aeropuerto, según informaron fuentes diplomáticas. Además, sólo en una ocasión se definió como ciudadana saharaui y pudo entrar en el Sahara Occidental sin complicaciones.

Amnistía Internacional asegura que la activista Haidar viaja con frecuencia y cada vez que regresa a El Aaiún dejaba en blanco la casilla correspondiente a la nacionalidad en la tarjeta que todo ciudadano marroquí debe rellenar al entrar en el territorio administrado por el reino alauí y eran los funcionarios quienes lo rellenaban por ella.

Incluso en una ocasión, Haidar se definió como ciudadana del Sahara Occidental y pudo entrar en El Aaiún sin mayores complicaciones, bien porque el funcionario que revisó su ficha no se percató o bien porque hizo la vista gorda, según informaron fuentes diplomáticas a Europa Press.

Todo hace indicar que este cambio de actitud por parte de Marruecos en la entrada de activistas saharauis surge a raíz del discurso del rey Mohamed VI el 6 de noviembre, con motivo del 34 aniversario de la Marcha Verde,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios