Zapatero abre la puerta al envío de más soldados a Afganistán

  • El jefe del Ejecutivo aborda el incremento de tropas con el vicepresidente de EEUU

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, habló ayer con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, por espacio de 45 minutos sobre el nuevo plan del mandatario Barack Obama para Afganistán, si bien recalcó que antes de decidir si España envía más tropas al país conversará además con los partidos.

Lo avanzó Rodríguez Zapatero ante la pregunta de si esperaba una llamada de Barack Obama para pedirle un aumento de tropas españolas en el país asiático, llamada que recibieron otros países que tienen efectivos militares en el país pero no Zapatero. En la rueda de prensa que ofreció en la localidad lusa de Estoril al cierre de la XIX Cumbre Iberoamericana, Zapatero avanzó que era "probable" que mantuviera una conversación "en las próximas horas" con algún representante del Gobierno de Obama, un comentario que precisaron más tarde fuentes del Ejecutivo al señalar que estaba previsto que Zapatero conversara con Biden.

De hecho, las fuentes citadas informaron de que la víspera ya hubo contactos de la Casa Blanca con el Palacio de la Moncloa y se concretó que la conversación se produciría al término de la Cumbre de Estoril, lo que permitiría intercambiar impresiones, además, sobre el desarrollo de esta reunión de los países iberoamericanos y sobre la situación en Honduras.

Durante la conversación, Biden trasladó a Zapatero los detalles de la nueva estrategia estadounidense para Afganistán, que implicará el despliegue rápido de más de 30.000 soldados adicionales en la República islámica. Zapatero le comunicó que analizará todos los aspectos de esta nueva iniciativa en el marco de la Unión Europea (UE) y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

En su comparecencia al término de la Cumbre de Estoril, y ante la pregunta de si España podría apoyar esa nueva estrategia aportando a la zona más soldados de los que ahora tiene, Zapatero dijo que lo lógico es escuchar inicialmente los planteamientos de Estados Unidos y, después, dialogar con los grupos políticos antes de adoptar una decisión, dejando así abierta la puerta a un incremento de tropas. Zapatero insistió así en que lo primero es "escuchar", dado que es algo que tiene que aprobar el Parlamento. "La decisión que promueva la haré en nuestro país y después de conversar con las fuerzas políticas", manifestó.

Fuentes del Ejecutivo señalaron después que aún no hay una decisión tomada sobre un posible aumento de las tropas en Afganistán y que cualquier actuación se comunicará a los partidos y al Parlamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios