La UE apuesta por más transparencia y supervisión frente a las crisis financieras

  • Bruselas reclama a los bancos que hagan públicas sus pérdidas y los riesgos asumidos

Los líderes de la UE acordaron ayer impulsar la transparencia y mejorar la supervisión para prevenir futuras crisis financieras y respaldaron la actuación del Banco Central Europeo (BCE) ante las turbulencias que viven los mercados desde el verano pasado. Los jefes de Estado y de Gobierno reclamaron a las entidades que hagan públicas sus pérdidas y que informen de los riesgos asumidos en activos o vehículos financieros en dificultad -como las hipotecas de "alto riesgo" y los derivados de éstas-. En su opinión, la innovación financiera hace necesario mejorar el marco de supervisión cautelar, tanto nacional como comunitario y mundial, así como la gestión de riesgo por parte de las entidades.

En las conclusiones del encuentro, los Veintisiete dejaron claro que están dispuestos a tomar medidas legislativas si es necesario para evitar nuevas sacudidas financieras, pero incidieron en que la responsabilidad principal es del sector privado. A su juicio, resulta esencial incrementar la transparencia, en particular sobre la exposición a productos estructurados y otros vehículos financieros innovadores, pero también mejorar los mecanismos de evaluación, sobre todo de los activos menos líquidos.

Los líderes aludieron al papel de las agencias de calificación de riesgos -en el punto de mira desde el estallido de la crisis hipotecaria en EEUU- y subrayaron que si no avanzan en la autorregulación optarán por nueva legislación. Avalaron también el calendario de trabajo definido por los ministros de Finanzas para reforzar la estabilidad financiera y dotar a la UE de medios más adecuados para la gestión de crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios