Turbulencias en el Gobierno balear

  • Antich ha convocado hoy a todas las fuerzas parlamentarias para decidir si se adelantan las elecciones tras la dimisión de su consejero de Turismo por corrupción

El ex presidente de Unió Mallorquina (UM), portavoz de la formación en el Ayuntamiento de Palma y consejero balear de Turismo, Miquel Nadal, comunicó ayer al jefe del Ejecutivo autonómico, el socialista Francesc Antich, su decisión "irrevocable" de dejar el Gabinete.

Nadal está imputado desde hace meses en un caso de presunta corrupción en la venta del solar de Can Domenge en Palma y ha sido imputado esta misma semana en una pieza separada del caso Son Oms, derivada de la Operación Maquillaje, junto con la presidenta de honor de UM y del Parlament, María Antònia Munar, y el conseller de Medio Ambiente, Miquel Àngel Grimalt, entre otros.

"Soy inocente y creo en la Justicia, tengo derecho a defenderme de todo lo que se me imputa y no debo ni quiero perjudicar a las instituciones políticas. (...) Dimito porque mi familia no se merece que los medios de comunicación empleen la mentira para desprestigiarla", declaró Nadal ayer en una rueda de prensa convocada de urgencia.

Nadal aseguró que su familia "no puede aguantar más" y "no se merece el daño que (las informaciones sobre sus casas judiciales) le están haciendo". "Ello caerá en su conciencia", subrayó después de disculparse por emocionarse.

"De forma rotunda y categórica puedo justificar todas y cada una de las entradas de dinero a todas mis cuentas; nunca me he llevado ni un solo euro y estoy seguro de que todo quedará perfectamente aclarado", insistió el ex conseller, que tildó de "asquerosidad" toda la información que aparece en los medios de comunicación.

Mientras tanto, Antich no da aún por roto el pacto de gobernabilidad, si bien no descartó convocar elecciones anticipadas en caso de que no se logre "recomponer la estabilidad" en la reunión que mantendrá hoy con todas las fuerzas políticas, incluida el PP.

Tras la reunión de la Ejecutiva del PSIB, el presidente balear admitió que el pacto está pasando por "dificultades muy graves". "Las elecciones anticipadas lo dejo para lo último de todo", remarcó Antich, al tiempo que manifestó que en estos momentos de dificultad económica, su prioridad es aprobar los Presupuestos del Govern para 2010.

El PP criticó que la situación de las diferentes administraciones de las islas ya se encuentra "al límite" y volvió a manifestar su intención de apoyar a Antich para dar "estabilidad política" al archipiélago en el caso de que éste decida romper con sus socios de gobierno, el Bloc y UM. Ésta última, Unió Mallorquina, también apostó ayer por la continuidad y la estabilidad del pacto de los partidos de centro izquierda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios