Prisión para 9 de los diez detenidos por 'kale borroca'

  • Grande Marlaska ha ordenado el ingreso en la cárcel de todos los inculpados excepto de Imanol Sagarzuzu, que tendrá libertad bajo fianza de 6.000 euros

La Audiencia Nacional ha ordenado hoy el ingreso en prisión de nueve de los diez detenidos ayer en San Sebastián, que estaban en busca y captura desde hace más de dos meses por su relación con actos de violencia callejera en el País Vasco, y uno ha quedado libre con una fianza de 6.000 euros.

Ocho de los arrestados han comparecido ante el juez Fernando Grande-Marlaska, que ha ordenado la prisión de todos excepto de Imanol Sagarzuzu, para quien ha decretado libertad bajo fianza de 6.000 euros, han informado fuentes jurídicas.

Estos son Alain Luna, Hodeiertz Urain, Oihana Mujika, Maitane Linazasoro, Egoitz Urbe, Oinatz Arbelaitz e Iker Zabala.

Para los otros dos -Asier Gómez y Jon Villanueva- el magistrado Pablo Ruz, que ha sido quien les ha interrogado, ha ordenado prisión incondicional por un delito de estragos e incendios terroristas.

Al primer grupo que ha pasado a disposición de Grande-Marlaska, la Policía les considera responsables de la organización juvenil radical Segi en la comarca guipuzcoana de Oarsoaldea, concretamente en las localidades de Errenteria, Oiartzun y Lezo, quienes habrían participado en numerosas acciones de violencia callejera y huyeron tras la operación desarrollada por la Policía el pasado 18 de abril.

En aquella redada fueron detenidas 10 personas acusadas de formar parte de un grupo de apoyo a ETA responsable de los principales actos violentos cometidos desde 2005 en Errenteria, Oiartzun y Lezo, entre los que figuran el Juzgado de Paz, la comisaría de la Ertzaintza y la estación de Eusko Tren en Errenteria y un transformador eléctrico de Iberdrola en Lezo.

De esos diez arrestados, Grande-Marlaska envió a la cárcel a cinco y dejó en libertad a los otros cinco, a cuatro con fianza y al quinto con la obligación de comparecer ante el juez cada 15 días.

Los dos que han declarado ante Ruz, que al igual que Grande-Marlaska ha declarado secreta la causa, habían escapado de una redada de la Ertzaintza efectuada el 6 de mayo en Barakaldo (Vizcaya), en la que fueron detenidos cinco jóvenes, dos de los cuales ingresaron en prisión y otros tres quedaron en libertad con medidas cautelares por orden de este magistrado.

A este segundo grupo se le atribuyó la mayoría de las acciones de "kale borroka" cometidas recientemente en la comarca vizcaína de la Margen Izquierda, entre ellas la colocación de un artefacto en la estación de Lutxana, así como ataques con artefactos incendiarios contra autobuses urbanos y sedes de partidos políticos, y la quema de varios cajeros automáticos.

Los diez fueron detenidos ayer en la puerta del Juzgado de Guardia de San Sebastián a donde se habían dirigido con la intención de prestar declaración después de ofrecer una rueda de prensa en Oiartzun.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios