Lágrimas, abrazos, sonrisas... y silencio del PNV

Los socialistas vascos vivieron ayer una jornada histórica con la promesa del cargo del primer lehendakari de este partido, Patxi López, en un acto muy protocolario que sin embargo se vio roto por gestos espontáneos y muestras de alegría de los partidarios del cambio de Gobierno en Euskadi.

Sonrisas, abrazos e incluso lágrimas contenidas mostraron la emoción de los dirigentes del PSE-EE, simpatizantes y miembros del Gobierno de España que les arroparon en esta jornada cargada de simbolismos.

Minutos antes de las once de la mañana, López y su esposa, Begoña Gil, fueron recibidos por más de un centenar de personas con aplausos y vítores, y el nuevo lehendakari se acercó a los ciudadanos que le aclamaban y logró emocionar a algunas de las mujeres a quienes abrazó.

El público saludó al nuevo lehendakari con un "Aupa Patxi" y a su esposa con numerosos piropos y, cogidos de la mano, la pareja accedió al recinto de la Casa de Juntas, donde les aguardaba la presidenta del Parlamento de Vitoria, Arantza Quiroga. López y Quiroga esperaron al lehendakari saliente, Juan José Ibarretxe, que entregó a López la makila (bastón de mando). Los parlamentarios e invitados en pie aplaudieron al nuevo lehendakari, excepto la bancada ocupada por el grupo del PNV y los miembros del Gobierno saliente. El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, censuró esa actitud de los diputados peneuvistas y advirtió que López "no es un okupa que ha entrado por la ventana y se hace dueño de la casa". Para Basagoiti aplaudir a los diferentes lehendakaris es "una cuestión de educación" que el PP y el PSE siempre han hecho.

Veteranos socialistas vascos, como Ramón Jáuregui y Txiki Benegas, se fundieron en un abrazo con su compañero de partido, que también se saludó de manera especialmente emotiva con el alcalde de Portugalete, su localidad natal, Mikel Torres.

López y su esposa permanecieron junto al emblemático Árbol de Guernica durante más de una hora posando para los fotógrafos y conversando con los invitados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios