Hallan otros dos zulos con material para fabricar decenas de bombas-lapa

  • Las Fuerzas de Seguridad localizan armas y numeroso material electrónico para preparar explosivos al sur del país vecino · También había material de montaña y una gorra y una cazadora de gendarme

Las Fuerzas de Seguridad localizaron ayer dos nuevos zulos de ETA en el sur de Francia con material que habría permitido a la organización terrorista fabricar decenas de bombas-lapa, según informó durante la tarde el Ministerio del Interior.

Uno fue hallado en la localidad de Camplong (Languedoc Rousillon) y el otro, cerca de Burdeos, en una operación al hilo de las detenciones, el día anterior, de tres presuntos responsables del aparato logístico de ETA y del hallazgo de otro zulo cerca de la frontera, donde los terroristas ocultaban 100 kilos de nitrato amónico y 12 de nitrometano, dos elementos para fabricar un potente explosivo que ha utilizado la banda desde la ruptura de la tregua.

Fuentes del departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba destacaron especialmente la importancia del escondite descubierto en Camplong, ya que albergaba una gran cantidad de material electrónico y otros elementos, como cordón detonante, que los terroristas emplean a la hora de confeccionar sus bombas-lapa.

En el segundo zulo hallado ayer, situado en Helette, cerca de Burdeos, se encontraron herramientas para la fabricación de artefactos explosivos y documentación de la banda terrorista, informó Interior.

En una nota de prensa, el Ministerio detalla también que en el zulo de Camplong se ha encontrado gran cantidad de material electrónico para la composición de artefactos explosivos, como diodos, lámparas test, pilas de botón, cajas de plástico preparadas para contener las cargas explosivas, transformadores, cajas de derivación, pilas, antenas y bombillas.

También había material químico para la confección de circuitos impresos, rollos de cables eléctricos, circuitos impresos, placas vírgenes, láminas de metacrilato, líquido revelador y en polvo.

Además, en el zulo se han encontrado dos revólveres de la marca Smith&Wesson del calibre 357 Magnum, procedentes del robo de armas cometido en octubre de 2006 en Vauvert, 2.600 cartuchos de calibre 38 sp, un silenciador de la marca Sig-Sauer, 450 metros de cordón detonante, 83 detonadores artesanales, diez kilos de nitrato amónico, nitrato de sodio y varios litros de alcohol y acetona.

Los investigadores han hallado asimismo un recipiente de plástico o tupper de 40x30 centímetros para la fabricación de bombas-lapa con un sistema de dos pilas de botón, ya preparado y a falta sólo del explosivo, dos walkie-talkies, diversos libros especializados en electrónica, material de montaña y una gorra y una cazadora de gendarme.

La localización de estos dos zulos se enmarca en la misma operación en la que fueron detenidos el día anterior en Villarembert, en la región de Saboya, Alberto Machaín, Andoni Sarasola y Aitzol Etxaburu, considerados los responsables del suministro de armas y explosivos a los comandos de ETA.

Los tres detenidos habrían sustituido en esta labor al frente de la logística del aparato militar de ETA a Itziar Plaza, detenida el pasado 4 de julio, que a su vez había reemplazado a Jurdan Martitegi, capturado el pasado 18 de abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios