El Gobierno quiere disuadir las protestas endureciendo el Código Penal

  • Interior y Justicia se plantean que haya mayores castigos por resistirse a la autoridad

El Ministerio del Interior, en coordinación con el Ministerio de Justicia, promoverá la reforma de los actuales delitos de desobediencia y de resistencia a la autoridad como un elemento de "disuasión" ante incidentes callejeros como los ocurridos en las últimas semanas en ciudades como Valencia.

Así lo anunció Jorge Fernández Díaz, quien insistió en que los policías que actuaron durante los altercados de finales del pasado mes de febrero sufrieron "vejaciones e insultos" por parte de algunos manifestantes violentos.

Para acabar con situaciones de este tipo, el ministro anunció que propondrá la reforma del Código Penal para combatir "comportamientos violentos" o "gravemente desobedientes" de las órdenes de las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado.

El objetivo, según el ministro del Interior, es que los agentes cuenten con "instrumentos jurídicos eficaces" para hacer cumplir el objetivo constitucional de garantizar una convivencia social pacífica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios