España y Francia amplían su cooperación con un grupo conjunto antidroga

  • La ministra de Interior francesa asumió que Francia propondrá la creación de un sistema conjunto de intervención contra el narcotráfico en el que participen también los países del sur

 Los ministros del Interior y de Justicia de Francia y España presentaron hoy un grupo de enlace bilateral para combatir conjuntamente el tráfico de drogas que representa un paso más en la cooperación contra el crimen organizado entre ambos países.

El ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, subrayó que España y Francia tienen una "larga y productiva" experiencia en la lucha conjunta contra el crimen y, más concretamente, el terrorismo, que hasta el momento, dijo, "ha sido muy eficaz".

En este momento, agregó, "se trata de dar un paso adelante con una nueva red jurídica de trabajo conjunto para conseguir la máxima eficacia".

Rubalcaba hizo estas declaraciones junto a su homóloga francesa, Michèle Alliot-Marie, y los ministros español y francés de Justicia, Mariano Fernández Bermejo y Rachida Dati, en una rueda de prensa en Collioure, al sur de Francia y cerca de la frontera española.

Hasta allí se desplazaron los cuatro ministros para presenciar una demostración de una fragata de la Marina francesa en un simulacro de apresamiento de lanchas de narcotraficantes en el mar, antes de viajar a Gerona, donde firmarán el acuerdo de creación del nuevo Grupo de Enlace Antidroga (GEAD).

Durante la jornada también asistieron a un simulacro de intervención de vehículos rápidos en carretera contra coches que transportan drogas.

El nuevo grupo franco-español, similar al ya existente en la lucha contra el terrorismo etarra e islamista, estará integrado por policías y gendarmes, magistrados y representantes de los Ministerios del Interior y de Justicia de ambos países.

Según Rubalcaba, con ese acuerdo los cuerpos de seguridad franceses y españoles trabajarán aún más compenetrados, "olvidando los idiomas y los uniformes", para proteger a todos los ciudadanos y para que las fronteras "no se conviertan en sitios por donde pasan los delincuentes sin que se les detenga".

Pero para que llegue el final del narcotráfico, según recordó el ministro españor, "no basta con detener al que transporta la droga", sino que "hay que llevarlo ante un juez", para lo que es necesaria la colaboración de los Ministerios de Justicia español y francés.

El ministro Fernández Bermejo resaltó el "clima de colaboración" entre España y Francia, que se traduce en "una mejora de las armas para luchar contra la criminalidad", y subrayó que el objetivo es "aumentar la eficacia pero sin renunciar a un alto nivel de garantías jurídicas".

Por su parte, la ministra de Interior francesa, Michèle Alliot-Marie, recordó que "todos estamos en guerra" contra el negocio de la droga, que genera, dijo, "una economía sumergida que perturba las reglas sociales" y frente al cual "hay que reaccionar" con todos los sistemas e instrumentos disponibles.

En ese sentido, Alliot-Marie anunció que Francia, durante la presidencia semestral de la Unión Europea (UE) que asumió anteayer, propondrá la creación de un sistema conjunto de intervención contra el narcotráfico en el que participen no sólo los países del norte del Mediterráneo, sino también los del sur, de donde procede gran parte de la droga.

Por su parte, la ministra francesa de Justicia, Rachida Dati, puso de relieve que no se puede luchar contra el narcotráfico "únicamente en España o en Francia" y que la cooperación entre jueces es "indispensable".

Como ejemplo, indicó que, del total de casos que tratan las jurisdicciones especializadas en narcotráfico en Francia, más de la mitad tienen relación también con España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios