ETA detona dos pequeñas bombas en un repetidor de Guipúzcoa

  • La escasa potencia de los artefactos sólo provoca daños materiales

Efectivos de la Ertzaintza descubrieron ayer en un repetidor de telecomunicaciones en el Monte Izarraitz de la localidad guipuzcoana de Azpeitia diversos daños ocasionados por la explosión de dos “pequeños” artefactos, según informó el Departamento vasco de Interior.

La detonación afectó a la puerta de acceso y el interior de las instalaciones después de que sobre las 11.00 alertasen de la colocación del artefacto. Los artificieros recibieron una llamada de una persona que decía hablar en nombre de ETA y que indicó la ubicación exacta de la bomba, de escasa potencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios