Cientos de ciudadanos arropan en silencio a la Guardia Civil y los vecinos Calahorra

  • Cientos de ciudadanos han guardado cinco minutos de silencio a mediodía en la plaza del Ayuntamiento de Calahorra para arropar a la Guardia Civil y a los vecinos afectados por los destrozos que ocasionó ayer el coche-bomba de ETA

Cientos de ciudadanos han guardado hoy cinco minutos de silencio en la plaza del Ayuntamiento de Calahorra para arropar a la Guardia Civil y a los vecinos afectados por los destrozos que ocasionó ayer el coche-bomba de ETA.

El alcalde de Calahorra, Javier Pagola, acompañado del resto de la Corporación, ha asistido a este acto, al que también ha acudido el obispo de la diócesis riojana, Juan José Omella, y centenares de ciudadanos.

Al término de la concentración silenciosa, Omella ha destacado que ha querido "estar junto a los calagurritanos en la sede de la diócesis para participar de su dolor y malestar profundo por este atentado terrorista que, gracias a Dios, no ha causado víctimas humanas aunque sí importantes destrozos materiales". El obispo ha pedido a Dios que "desaparezca esta lacra terrible que es el terrorismo" y ha rogado que "la convivencia y la paz vuelvan a la ciudad".

Por su parte, el alcalde de Calahorra, Javier Pagola, además de resaltar la "serenidad mostrada por todos los vecinos ante un momento duro y complicado para todos", se ha mostrado satisfecho de la magnífica respuesta de la Guardia Civil, la Policía Local y los Bomberos, que "evitaron la existencia de daños personales".

Pagola, quien ha visitado hoy la zona afectada por la explosión, ha recordado que se retiran cristales, marcos y todos los elementos de peligro de las viviendas de la zona, "con el objetivo de facilitar el acceso de los ciudadanos lo antes posible a sus casas, al menos en todos aquellos casos que se pueda".

Además el alcalde ha explicado que "se está realizando un peritaje estructural de los dos edificios más afectados por la explosión y por ello todavía es pronto para ver qué casas se van a poder ocupar y cuándo van a poder regresar los vecinos".

También en Logroño más de un centenar de ciudadanos han condenado en silencio el atentado cometido ayer por ETA en el cuartel de Calahorra y han mostrado su apoyo y solidaridad a la Guardia Civil. Al acto, celebrado en la plaza del Ayuntamiento, ha asistido el alcalde de Logroño, Tomás Santos, acompañado por varios miembros de la Corporación, el presidente del Parlamento regional, José Ignacio Ceniceros, y el delegado del Gobierno en La Rioja, José Antonio Ulecia.

Santos, en representación de los grupos municipales del Ayuntamiento de Logroño, ha manifestado el "respaldo total", así como su "solidaridad y gratitud", a todos los miembros de la Guardia Civil y todos los Cuerpos de Seguridad del Estado que "cada día desempeñan un papel clave en la lucha contra el terrorismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios