Blanco dice que Bono podrá ser presidente del Congreso

  • El número dos del PSOE considera garantizado el apoyo al ex ministro para dirigir la Cámara Baja tras cerrar su ronda con los portavoces parlamentarios

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, aseguró ayer que José Bono recibirá en el Congreso los apoyos suficientes para ser el próximo presidente de la Cámara con una Mesa en la que previsiblemente estarán representados CiU y PNV, ya que los socialistas les cederían dos puestos.

El dirigente del PSOE se mostró convencido del respaldo a Bono -que sería presidente de la Cámara en primera vuelta- tras sus conversaciones con los representantes de todos los partidos con representación parlamentaria una vez cerrada ayer esa ronda de contactos con el aún portavoz del PP en la Cámara Baja, Eduardo Zaplana.

El secretario de Organización del PSOE destacó, además, que el acuerdo para conformar unas Mesas del Congreso y del Senado "plurales" y con "amplio respaldo parlamentario" está "muy cerca". Para que ese acuerdo sea posible, el Grupo Socialista cedería un puesto a CiU, previsiblemente una vicepresidencia, y otro al PNV.

El PP no tiene la menor intención de renunciar a los puestos que le corresponden en la Mesa del Congreso. En declaraciones a los periodistas tras su encuentro con el número dos del PSOE, Zaplana insistió en que el PP no va a ceder ninguno de los cuatro puestos que le corresponden porque de todos ellos depende que la labor de oposición se haga "con la mayor efectividad posible". Hay que recordar que esa postura fue la que mantuvo el PP en la anterior legislatura y, al no ceder a las pretensiones de los socialistas, perdió la presidencia del Senado, pues todos los grupos parlamentarios acordaron rechazar al candidato del PP, Juan José Lucas, que contaba prácticamente con la mayoría absoluta. Pero primó el criterio de Zaplana, que concedía especial importancia a mantener la presencia en la Mesa del Congreso, que es la que decide sobre las grandes cuestiones a debatir.

La situación de la economía será una de ellas. El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, adelantó ayer que, "en líneas generales", tanto el equipo como la política del Ministerio de Economía y Hacienda "serán los mismos" que en la anterior legislatura. En una rueda de prensa para valorar las cuentas del Estado hasta el mes de febrero, descartó hablar de su futuro concreto en el nuevo Gobierno que formará José Luis Rodríguez Zapatero tras el debate de investidura, los próximos 8 y 9 de abril. "No me toca, me tengo que morder la lengua", señaló Ocaña tras rechazar hablar de las "personas concretas" que formarán parte del equipo de Pedro Solbes.

El secretario ejecutivo de Economía y Empleo del Partido Popular, Miguel Arias Cañete lamentó ayer la "pasividad" del Gobierno de Zapatero ante los continuos datos negativos en relación con nuestra economía que siguen haciéndose públicos día tras día. Cañete denunció que el Ejecutivo sigue sin tomar ninguna medida y advirtió que "esto ya lo están pagando las familias y las empresas españolas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios