La Audiencia Nacional archiva la causa por el ataque israelí en Gaza

  • La Sala de lo Penal asegura que la limitación de la jurisdicción universal no ha tenido "nada que ver" con su decisión

El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional acordó ayer, por amplia mayoría, archivar definitivamente la causa que instruye el juez Fernando Andreu en la que investiga un ataque de Israel a la Franja de Gaza en 2002 en el que murieron un líder de Hamas y 14 civiles. De esta forma, según informaron fuentes jurídicas, los 18 magistrados que componen el Pleno estimaron por 14 votos a favor y 4 en contra el recurso que la Fiscalía presentó contra el auto dictado por Andreu el pasado 4 de mayo, en el que defendía la competencia de la Audiencia Nacional diciendo que no consta que la Justicia israelí haya investigado los hechos.

El Pleno adoptó esta decisión, contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS), tras dos días de deliberaciones y, aunque de momento sólo se conoce el fallo, el magistrado Juan Francisco Martel (ponente) redactará en los próximos días el auto, que contará con los votos discrepantes de los magistrados Ramón Sáez Valcarcel, José Ricardo de Prada, Clara Bayarri y Manuela Fernández Prado.

Según informaron fuentes jurídicas, el archivo definitivo de esta investigación no tiene "nada que ver" con la reforma aprobada la semana pasada por el Pleno del Congreso que limitará la actuación de la Audiencia Nacional en materia de jurisdicción universal a los casos en los que existan víctimas españolas o en los que los responsables del delito se encuentren en España.

Los magistrados del Pleno, añadieron las fuentes consultadas, consideran que Israel ha investigado el ataque de 2002 y que, por tanto, su jurisdicción tiene preferencia sobre la española.

El pasado 29 de enero Andreu imputó al ex ministro de Defensa israelí Benjamín Ben-Eliezer y a seis militares de ese país un delito contra la humanidad por un ataque "desproporcionado" en la Franja de Gaza el 22 de julio de 2002, en el que murieron el dirigente de Hamás Salah Shehade y 14 civiles -la mayoría niños y bebés-, y resultaron heridas otras 150 personas.

Las reacciones no se hicieron esperar. El Gobierno manifestó que "respeta y acepta" la decisión de archivar la investigación. Así se pronunció el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en una rueda de prensa conjunta con el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, de visita en Madrid.

Por su parte, la Embajada israelí señaló que cualquier decisión que evite el uso con fines políticos de la justicia es positiva. En una nota, la Embajada de Israel afirma que, como señaló desde un primer momento, la presentación de la demanda "es una explotación cínica e inaceptable de la justicia con fines políticos, cuyo fin no es otro que hostigar a Israel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios