"Los chinos se parecen a los andaluces: les gusta comer en la calle y bailar"

-Organizar una Feria de abril en Pekín suena un poco a cachondeo, ¿no?

-Pero es serio. Lo que buscamos es promocionar la cultura, el turismo, la gastronomía, la enología... Crear una imagen de marca.

-¿De Andalucía?

-De España. Los chinos no saben lo que es Andalucía, no les suena a nada.

-A chino.

-Hay que tener en cuenta que la población de toda la comunidad andaluza casi cabe multiplicada por tres en la ciudad de Pekín.

-¿Qué imagen queréis difundir en China?

-La idea es tomar los tópicos de las fiestas y el flamenco, por ejemplo, y relacionarlos con productos españoles. Así acercaremos poco a poco a China nuestra cultura.

-Entonces es un negocio.

-Trataremos de hacer negocio con el evento, con la fiesta, por la asistencia a la caseta y venta de productos y tapas típicas españolas.

-¿Importaréis productos?

-La mayoría están en China. Tenemos problemas con el jamón y presentaremos alimentos que no son andaluces, como el queso manchego, que también se consume en las ferias.

-¿Este evento persigue repercutir sobre el turismo?

-Pienso que habrá chinos que se interesen por ir a Andalucía y, por eso, creo que debería tener más apoyo por parte de las instituciones. Iniciativas como ésta parecen experimentos del profesor Bacterio, pero luego logran convencer.

-¿Con qué respaldo cuenta por ahora?

-Es más apoyo moral que económico. He hablado varias veces con el Ayuntamiento de Sevilla y espero que el Consorcio de Turismo nos ayude. Hay que generar más entusiasmo. Por ahora sólo han creído en mí y en mi iniciativa Carlos Chordi, dueño del bar Tapas de Pekín, y otro español, Gonzalo Pavillard, que ha diseñado el cartel anunciador de la Feria. Las instituciones españolas no lo ven, están un poco encorsetadas.

-El empeño va más allá de lo comercial , ¿no?

-Sí, queremos también aportar algo nuestro a la sociedad china y vincular a la gente de Pekín con la de España y, en particular, en este caso con la de Sevilla, dando a conocer su idiosincrasia.

-¿Andaluces y chinos se parecen en algo?

-Los chinos se parecen mucho a nosotros. Les gusta comer en la calle, bailar y cantar, pasear... También he vivido en Japón, pero los japoneses no se parecen tanto, sólo que tienen el sushi, que viene a ser como nuestras tapas.

-¿Qué es lo que más le gusta de Pekín?

-China no para. Lo mejor es que está en continua ebullición.

-Como una calle de la Feria en pleno paseo de caballos.

-Sí. Pero también me refiero al continuo cambio en la ciudad, al dinamismo, a la oportunidad de proyectos...

-¿Los chinos son más emprendedores?

-Sí, hay mucha gente formada y emprendedora en China, lo que ocurre es que existen muchos tópicos.

-El chino del bazar.

-Como todo emigrante, el chino se busca la vida y es un ahorrador incansable.

-Usted emigró también.

-Llevo ya en China tres años, aunque vine antes, en 2004. Quiero quedarme, me interesa estar aquí y ver los cambios importantes que se están produciendo en esta sociedad. Quiero ser testigo y participar de ello modestamente. No me gusta nada la apatía.

-¿La comunidad andaluza que vive en Pekín comparte sus inquietudes?

-No todos. Pero si estás fuera es por algo, algo habrás hecho... En Pekín tengo contacto con unos diez andaluces. Pero mi comunidad de amigos es muy internacional. Cuanto te mueves ya no puedes parar y el que se va de Sevilla...

-Pierde su silla. ¿Qué echa de menos?

-A la familia. Mi proyecto familiar es internacional. Mi mujer es japonesa y tengo una niña con seis semanas y, en España, tengo otro hijo. A todos les mando un beso. Y, aunque es un tópico, echo de menos el sol de Andalucía.

-Volviendo a los tópicos y las fiestas, ¿tenéis en mente alguna otra promoción?

-Antes de la Feria de Sevilla, hemos organizado otros dos eventos en Pekín: en 2007 fueron unos sanfermines, un tanto especiales, porque los toros fueron sustituidos por chinos montados en triciclos; y ese mismo año celebramos el primer concurso internacional de tortilla de papas, en el que participaron chinos, malasios, daneses, franceses y canadienses. Este año se organizará el segundo.

-¿Es el plato español más popular en China?

-Todavía no, pero lo será.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios