Antonio Sánchez de Piña. Presidente de la hermandad del Rocío de Huelva

"Deseamos volver llenos del amor de la Pastora"

  • La organización de la romería supone un "reto ilusionante" con solo cinco meses de mandato

  • El cambio de recorrido beneficia a los hermanos

Antonio Sánchez de Piña, delante del Simpecado antes del inicio de la Romería. Antonio Sánchez de Piña, delante del Simpecado antes del inicio de la Romería.

Antonio Sánchez de Piña, delante del Simpecado antes del inicio de la Romería. / josué correa

Antonio Sánchez de Piña comienza a peregrinar en su primer año como presidente de la Hermandad del Rocío de Huelva. Por delante el camino, el rezo a la Blanca Paloma y su bendición para afrontar, junto a su ayuda divina, los retos que se presenten en estos cuatro años que vivirá al frente de la hermandad.

-En su primer año como presidente de la Hermandad del Rocío de Huelva, ¿cómo se vive el camino desde ese cargo?

-Muy ilusionado. Realmente es un reto para nosotros a los cinco meses de la toma de posesión poder organizar una romería con garantías, sobre todo, de seguridad para todos los hermanos que acompañan a la comitiva.

-¿Qué espera de la peregrinación de este año?

-Queremos y deseamos, tanto la junta directiva como el hermano mayor, que nuestros hermanos vuelvan plenos de alegría porque han pasado una romería en hermandad y llenos por el amor de la Pastora almonteña.

-Antes de presidir la hermandad también fue hermano mayor. ¿Qué labores distinguen ambos cargos?

-La junta de gobierno tiene encomendado en los estatutos la gestión y administración de los bienes y la vida social de la hermandad en su totalidad. Por otro lado, el de hermano mayor es un cargo honorífico que los hermanos otorgan a un rociero de pro, como lo es ahora Antonio Garrido o lo han sido otros muchos rocieros porque hemos tenido hombres y mujeres muy valiosos en la hermandad. La distinción como hermano mayor es un nombramiento de honor porque se le entrega lo más preciado en nuestra hermandad que es nuestro Simpecado para que lo lleve junto a la comitiva ante los pies de la Blanca Paloma. Además, durante el Rocío él asume la representación de la hermandad en los actos propios de la romería. Y la junta, junto a su presidente, es la que gestiona el desarrollo de la misma.

-Este año la hermandad ha variado su recorrido tradicional.

-El año pasado a causa de las lluvias se nos indicó que teníamos que cambiar el camino de ida y tirar por la antigua carretera del Parador a Cabezudos. Una carretera que ahora es un camino forestal. Por ese trayecto nos dimos cuenta de que acortábamos tres kilómetros y una hora. Vimos claro que ganábamos porque además es una zona arbolada y los caballistas y romeros van más protegidos del sol. Planteamos el nuevo recorrido a la Hermandad Matriz y al Plan Romero para este 2017 y nos dieron su visto bueno.

-Un año de muchísima calor.

-La hermandad ya lo tenía previsto desde marzo cuando nos reunimos con el Plan Romero, por las fechas en las que este año ha coincidido la romería. Hemos tenido especial cuidado con la hidratación de los hermanos que peregrinan a pie. Además se ha duplicado el número de cubas para los animales y contamos, como siempre, con los pozos del Parque. Además, el Ayuntamiento y Aguas de Huelva nos han facilitado 25.000 botellas de agua para apaciguar el calor que se prevé también para el camino de ida y vuelta.

-¿La Iglesia de la Concepción se va a mantener como sede de la novena?

-Ya se llevó a la asamblea, y es intención de la junta llevar nuestro sentimiento rociero y nuestra fe por varias parroquias de Huelva. En la Concepción es verdad que tenemos garantizada asistencia permanente para el Simpecado y la contribución del párroco y de los diáconos. Lo que pasa es que nuestro reto no es estar confortable en un determinado lugar sino que tenemos la obligación de expandir nuestra forma de sentir y nuestra religiosidad también en templos, como La Merced , San Pedro, El Sagrado Corazón de Jesús o la propia sede canónica de nuestra hermandad, la Parroquia del Rocío. Queremos en años venideros realizar nuestros actos de culto en otros lugares.

-La hermandad ha creado la Fundación Hermandad del Rocío de Huelva.

-El planteamiento viene desde hace algunos años, de juntas anteriores, y se aprobó en la asamblea por votación de los hermanos la creación de la Fundación Hermandad del Rocío de Huelva que se culminó hace poco meses con el último proceso, la inscripción de la fundación en el registro de fundaciones de la Junta de Andalucía y por lo tanto estamos en disposición ya de concretar la obra social. Para nosotros es importantísimo, no entendemos nuestro compromiso religioso si no hay un compromiso con los más necesitados. La hermandad destina una parte importante de sus fondos a colaborar con instituciones diversas de la ciudad y de la provincia.

-Uno de sus proyectos es la escuela de equinoterapia.

-Sí, es un proyecto que nos ilusiona mucho. Tenemos ya el lugar, los planes de adaptación de las instalaciones y creemos que el próximo curso, junto a su presidente Juan Ferrer, estará en marcha la escuela de equino terapia, y además los huertos terapéuticos. El proyecto pretende que niños con problemas a los que les favorece el contacto con los caballos puedan progresar en sus dificultades. Ya hemos conectado con asociaciones de la ciudad para prestar ese servicio.

-¿Que otros proyectos contempla la hermandad?

-Este año está siendo un año de transición, de tomar contacto con realidades y con el desarrollo de la vida durante todo el año en la hermandad. A la vuelta de la romería empezaremos a poner en práctica las ideas que planteamos a los hermanos cuando nos presentamos y fuimos elegidos. Tenemos estudios y crearemos una comisión de estudios de enseres y patrimonio en la hermandad. Serán proyectos de hermandad no de junta. Igualmente hemos comprobado que una de las casas del Rocío no está dando plena satisfacción para las funciones de casa de representación de la hermandad donde el hermano mayor acoge y recibe a todos los onubenses e instituciones. En estos años con las lluvias hemos comprobado que la casa no reúne las condiciones que una hermandad como la nuestra necesita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios