Crisis

El sector agropecuario argentino retoma la huelga

  • El sector agropecuario de Argentina decide retomar la huelga y las protestas suspendidas este viernes ante «la intransigencia» del Gobierno para poner fin al conflicto iniciado hace 17 días.

Comentarios 3

El sector agropecuario de Argentina decidió hoy retomar la huelga y las protestas suspendidas este viernes ante «la intransigencia» del Gobierno para poner fin al conflicto iniciado hace 17 días, confirmaron a Efe fuentes agrarias.

Las cuatro mayores asociaciones del campo, en conflicto con el Gobierno, reanudaron además los bloqueos parciales en las carreteras argentinas ante el fracaso de la reunión mantenida ayer con las autoridades, en la que no lograron arribar a un acuerdo.

De todas formas, portavoces de las cuatro entidades aclararon que mantienen su «disposición al diálogo con el Gobierno», aunque reiteraron su reclamo para que el Ejecutivo suspenda el reciente aumento de los impuestos a las exportaciones de granos, que provocó el conflicto.

"La Federación retoma la huelga hasta el próximo miércoles», anunció el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, tras la asamblea realizada por la organización en la central provincia de Santa Fe.

Mientras, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Sociedad Rural Argentina (SRA) y Coninagro, las otras tres asociaciones en conflicto, no aclararon hasta cuándo se extenderá la medida.

Coninagro aún no se había pronunciado públicamente respecto del reinicio de la huelga, aunque fuentes de las otras tres asociaciones aseguraron que se acopló también a la medida y que en las próximas horas emitirán un comunicado conjunto.

"Entre mañana (domingo) y el lunes se van a reunir las cuatro entidades para analizar los pasos a seguir y cómo continúan las negociaciones con el Gobierno», explicaron portavoces de la SRA.

Lo bloqueos ya fueron reanudados en numerosos poblados del interior del país, donde productores rurales impiden el paso de camiones con productos agropecuarios, aunque permiten el traslado de mercaderías para el consumo interno, principalmente de la leche, para evitar que se profundice su desabastecimiento.

"Existe un fuerte malestar con el Gobierno. Hicimos un gran esfuerzo para suspender el viernes la medida de fuerza y en la reunión -que se prolongó durante varias horas hasta esta madrugada- no hubo ninguna respuesta concreta», señalaron a Efe fuentes del sector.

El titular de la SRA, Luciano Miguens, advirtió hoy de que el Ejecutivo mostró «total dureza» en la negociación y que dio «mazazos» a las expectativas de los dirigentes del sector durante el encuentro con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y otras autoridades.

Tanto fuentes de la Sociedad Rural como de la Federación Agraria aseguraron que las cuatro entidades en conflicto mantienen este sábado contactos en forma telefónica y ratificaron que continúa «la unión» del sector del campo.

Desde el Ejecutivo, que había puesto como condición para abrir una instancia de diálogo el levantamiento del paro y de los cortes de caminos, hoy no hubo comentarios sobre la decisión de las patronales rurales de retomar la huelga, iniciada el pasado 13 de marzo.

Durante la reunión con las autoridades, los dirigentes de las cuatro asociaciones -que en conjunto representan a unos 290.000 productores del sector- reclamaron que se suspenda el incremento de los impuestos, lo cual fue rechazado por los funcionarios.

Los piquetes en los caminos han derivado en el desabastecimiento de productos básicos en muchas ciudades del país y la huelga comercial también impactó en otros sectores de la economía, como la industria, el transporte de carga y pasajeros.

La suspensión temporal de los cortes permitió que unos 230 camiones con frutas y verduras ingresaran en las últimas horas al Mercado Central de Buenos Aires, tras quedar varados en las rutas del país.

La protesta del campo ha recibido muestras de respaldo por parte de sectores de la población de Buenos Aires y otras grandes urbes de Argentina, que esta semana realizaron «cacerolazos» de protesta luego de que la presidenta del país, Cristina Fernández, advirtió que no cedería a la «extorsión» de los productores agropecuarios.

La tensión comenzó a ceder este jueves, cuando la gobernante moderó su discurso al afirmar que las puertas de la Casa de Gobierno «están abiertas» y les pidió a las patronales agrarias que «levanten el paro para dialogar».

Al finalizar el encuentro de este viernes, el jefe del Gabinete prometió además que la administración central trabajará para que los pequeños productores «tengan la rentabilidad que les corresponde».

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios