El envío de remesas de inmigrantes marca un nuevo máximo histórico

  • Los extranjeros residentes en España mandaron a sus países de origen 8.135 millones de euros, un 19,5% más que en 2006

Los inmigrantes que viven en España batieron en 2007 un nuevo récord en el envío de remesas a sus países de origen: mandaron 8.135 millones de euros, un 19,5% más que el año anterior -la cifra se elevó a 6.807 millones-, según los datos del Banco de España.

No obstante, en los últimos meses de 2007 se apreció una tendencia a la baja. En diciembre, los emigrantes enviaron a sus países de origen 698 millones, un 3,6% menos que en el mes anterior, lo que supuso la segunda caída consecutiva desde que, en octubre, alcanzara el máximo histórico de los 770 millones enviados.

España es el primer país en envío de remesas de la UE y el tercero del mundo, por detrás de EEUU y Arabia Saudita, fundamentalmente por el progresivo aumento de la población inmigrante.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el país hay empadronados 4,5 millones de extranjeros, un 10% de la población total. Las estimaciones apuntan a que en 2010 la población inmigrante habrá llegado al 12% del total. Por su parte, los envíos de dinero procedentes de ciudadanos españoles en el extranjero, sobre todo, en Europa y EEUU, de enero a diciembre de 2007 sumaron 5.288 millones, un 9,8% más que en 2006.

Los inmigrantes se están convirtiendo en una pieza destacada en el mercado laboral español. Fe de ello dan los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social, que apuntan a que los extranjeros ocupados se incrementaron en 37.491 en febrero, un 1,87% con respecto al mes anterior. La cifra total superó los dos millones de personas (2.041.330), según datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Concretamente, 22.707 de los nuevos afiliados procedían de países comunitarios -sobre todo, Rumanía, Portugal e Italia-, mientras que de fuera de la UE vinieron 14.784 cotizantes -marroquíes, ecuatorianos y colombianos, principalmente-, un 3,3% y 1,1% más, respectivamente. Por comunidades, Cataluña concentró 454.609 afiliados, seguida de Madrid, 441.416, Comunidad Valenciana, 241.232, y Andalucía, 221.127.

Por sectores, la construcción se llevó la palma. Dentro del régimen general, concentró al 25,5% de los afiliados extranjeros, mientras que, entre los nuevos autónomos, aglutinó a uno de cada tres (30,7%). Hostelería y comercio también figuraron entre sus opciones prioritarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios