El paro prolongado reduce un 25% la pensión de los sueldos medios

  • Un informe de BBVA revela que el recorte es menor en los salarios bajos, del 10,4%, y en los más altos, del 12,3%

Los periodos prolongados de desempleo pueden recortar hasta un 25% la pensión pública de jubilación para quienes perciben salarios medios, según un estudio de José Antonio Herce y Jorge Bravo, miembros del Foro de Expertos del Instituto BBVA de pensiones.

El informe destaca que el impacto que tiene el paro en las pensiones depende de varios factores: el momento en el que se produce el desempleo, la duración de ese periodo, si hay un periodo o más durante la carrera laboral, y el nivel salarial del trabajador. La simulación se efectúa sobre un salario básico, un salario medio y un salario elevado, considerado éste último como el doble del salario medio.

De todos los supuestos, el que se ve afectado negativamente en mayor medida es un trabajador medio que sufre dos periodos de inactividad laboral de cinco años cada uno, ya que su pensión inicial puede verse reducida en un 25%.

Para los trabajadores cuyos salarios están situados muy por encima o por debajo, el impacto se reduce a causa del papel que juegan los límites de pensión de jubilación inferiores y superiores.

Así, el impacto sobre la pensión para un salario mínimo será del 10,42% por la legislación del salario mínimo, los mecanismos de subsidio a las pensiones y la forma en que se computan las prestaciones de seguro de desempleo.

Respecto a un salario elevado, el impacto sobre la pensión tras 10 años de desempleo sería del 12,31%, 13 puntos menos que el impacto en un salario medio. El estudio señala que esta cifra es inferior porque existe un límite para la pensión máxima que se puede percibir, con independencia de lo elevado que sea el salario.

Como para obtener una pensión de jubilación completa se necesitan aproximadamente 35 años cotizados pero sólo se calcula la pensión con los últimos 20 años, las interrupciones laborales antes de esos 20 años no tienen efecto sobre la primera pensión de jubilación.

De este modo, las interrupciones por desempleo que se producen en edades previas a la jubilación tienen un impacto mayor sobre la pensión en comparación con las que se producen de manera temprana o en mitad de la carrera contributiva del trabajador.

El informe apunta que el impacto de una única estancia en el desempleo sobre los derechos de pensión es mucho "más significativo" cuando a la pérdida de empleo le siguen otros con sueldos más bajos y resulta más acusado cuanto más tiempo se está en el paro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios