El medio rural andaluz ha recibido 920 millones en inversiones desde el año 2000

  • La ejecución de los programas de desarrollo rural ha supuesto la creación de más de 18.200 empleos, de los que el 40% ha sido para mujeres y el mismo porcentaje para jóvenes

El medio rural andaluz se ha beneficiado desde el año 2000, a través de los programas de desarrollo rural Leader Plus y Proder, de unas inversiones por un importe total de 920 millones de euros entre aportación pública y privada (560 millones de euros).

En un comunicado, la Consejería de Agricultura y Pesca señaló que esta inversión sirvió para la renovación y desarrollo de pueblos, la protección y puesta en valor del patrimonio rural, la diversificación de las actividades agrícolas, la comercialización de productos locales de calidad, la extensión del acceso a las nuevas tecnologías y para el establecimiento de servicios básicos para la economía y la población rurales, objetivos todos ellos de la política de Desarrollo Rural de Andalucía.

Destalló que según sus estimaciones, los 50 grupos de desarrollo rural andaluces han impulsado 8.285 proyectos, subvencionados con 357 millones de euros. Asimismo, precisó que la ejecución de los programas de desarrollo rural ha supuesto la creación de más de 18.200 empleos. De éstos, el 40 por ciento ha sido para mujeres y el mismo porcentaje para jóvenes, a la vez que ha revertido en el impulso a la diversificación de la actividad económica y la mejora de la calidad de vida de la población rural.

Si bien, destacó que estos datos "no son definitivos", puesto que el marco 2000-2006 concluye a finales de 2008 en virtud de la denominada regla 'n+2', según la cual las ayudas al desarrollo rural pueden ejecutarse durante los dos años siguientes a su concesión. Entre tanto, señaló que se ha llevado a cabo la planificación del desarrollo rural para el periodo 2007-2013, que se ha plasmado en el 'Programa de Desarrollo Rural de Andalucía', recientemente aprobado en Bruselas.

La ejecución y el desarrollo de estos proyectos constituyen uno de los objetivos que se marcó la Consejería de Agricultura en la presente legislatura. En este sentido, destacó que se propuso el apoyo e impulso a la competitividad y el desarrollo sostenible del medio rural, lo que implica "fomentar una mayor dimensión comercial de las empresas, la concentración de la oferta, la innovación y la búsqueda de la sostenibilidad mediante el uso de unos sistemas productivos respetuosos con el medio ambiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios