El futuro del móvil se llama Minerva

  • Con un año de vida, el proyecto que persigue dar a luz nuevos productos y servicios para las comunicaciones móviles aúna ya 37 líneas de I+D+I · 40 firmas y 20 grupos de investigación andaluces están involucrados

Poder hacer desde un terminal móvil exactamente lo mismo que se hace hoy desde un ordenador, es decir, hacer realidad el concepto de internet móvil. Así resume Alejandro Carballar el objetivo del Proyecto Minerva, una iniciativa que echó a andar en Andalucía hace poco más de un año -enero de 2007- y que trata de explorar las ingentes posibilidades que se abren para las comunicaciones móviles.

Auspiciada por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, con el apoyo tecnológico de Vodafone y las principales instituciones de Andalucía, la iniciativa ha desplegado la tecnología -de última generación: HSUPA, una evolución de la 3G con mayor ancho de banda- y el equipamiento necesarios -un laboratorio en el parque tecnológico Cartuja 93- para que los emprendedores andaluces desarrollen nuevos productos y servicios en el ámbito de la telefonía móvil.

"Y la respuesta ha sido inmejorable", asegura Carballar, director técnico de Minerva. En sólo un ejercicio, se han puesto en marcha 37 líneas de I+D+I respaldadas por más de 40 firmas -Sadiel, Arión, Itsoft, Guadaltel, Servinform, Elimco Sistemas, Acisa, Formación Digital, TB Solutions, Axión, Everis, entre muchas otras- y 20 grupos de investigación -sobre todo, de la Universidad de Sevilla, aunque también de otras provincias-. En una docena de trabajos colaboran universidad y empresa. "Cuando lanzamos el proyecto, nos dábamos por satisfechos con alcanzar 12 líneas de I+D+I en sus tres años de vida, y actualmente ya hemos triplicado esa cifra", presume. Además, existen otras 40 compañías y 10 grupos de investigación interesados en el programa.

"La alta participación es todavía más importante si se tiene en cuenta que los promotores no reciben incentivos económicos para el desarrollo de sus aplicaciones", añade Ana Madera, ingeniera de Minerva. Las empresas pueden usar de forma gratuita las infraestructuras desplegadas, pero deben poner en juego sus propios recursos, tanto económicos como humanos -aunque sí tienen el apoyo de personal cualificado-. "Los dos millones de euros de presupuesto de la iniciativa se destinan a mantener la operativa de la plataforma", dice.

Por sectores, los proyectos de I+D+I de las empresas andaluzas son de lo más variopinto: se reparten de forma equilibrada entre administración, sanidad, transporte, logística, banca o turismo. "En mayo finalizan los primeros", adelanta Carballar, por lo que ahora la prueba de fuego será ver si resisten la tiranía del mercado. "Sólo podremos plantearnos una prolongación de Minerva -más allá de tres años- si las aplicaciones gestadas en su seno se dotan de un plan de negocio y tienen aceptación entre los consumidores", asegura el director técnico. De ahí, que estén negociando con Vodafone para que asesore a los grupos sobre el lanzamiento de sus productos. "Si éstos son buenos, puede incluso incorporarlos a su porfolio", vaticina.

Las líneas de trabajo están enmarcadas dentro de tres áreas: aplicaciones móviles basadas en la plataforma de mensajería RedBox; productos basados en televisión digital en el móvil haciendo uso del estándar DVB-H; y servicios multimedia siguiendo las directrices de la tecnología IMS -permite usar a la vez servicios hasta ahora aislados como voz, descarga de datos, envío de imágenes-. Pero, ¿en qué se materializa todo esto? Pongamos ejemplos. Los participantes en el programa han desarrollado un aplicativo web que facilita la realización de denuncias a través del teléfono móvil por parte de las grúas encargadas de retirar los vehículos; están gestando sistemas de monitorización de pacientes en tiempo real desde un centro médico; aplicaciones que permitirán a los clientes de un banco hacer consultas de saldo, tarjetas, transferencias... desde el móvil; infraestructuras que, utilizando códigos bidimensionales, permitirán ofrecer información de interés a los turistas -datos sobre rutas o monumentos- a través del terminal; o servicios que permitirán hacer una reserva de hotel para el día, la hora y la zona actual a través de la mensajería móvil.

Dado que Minerva ha logrado una alta implicación de empresas andaluzas, los esfuerzos se centran ahora en la internacionalización de la iniciativa. Ya han logrado implicar a Fujitsu, que usará la plataforma para la realización de pruebas sobre móviles con tecnología HSUPA, y han llegado a un acuerdo con una entidad francesa para compatir plataformas. "La idea es fraguar una red de excelencia en comunicación móvil, con 4 ó 5 entidades que presenten proyectos en común en la UE", explica Carballar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios