Las cooperativas se alían para vender arroz con su propia marca

  • Junta y Federación de Arroceros lanzarán la denominación de origen Arroz Doñana

El sector arrocero del Bajo Guadalquivir se lanza al ruedo de la comercialización bajo la bandera de la calidad y la ecología. Dos cooperativas de la localidad sevillana de Isla Mayor, Unión Arrocera y Veta la Mora, se han unido para crear una marca propia de arroz con una producción potencial de 100 millones de toneladas, un tercio de la cosecha de los arrozales del Bajo Guadalquivir en un año normal.

El objetivo es romper la dependencia de los agricultores de la multinacional Herba, que además de comercializar el arroz también suministra las semillas. Los arroceros pretenden vincular su cosecha con la imagen ecológica de Doñana, aprovechando que cultivan bajo la pauta de la producción integrada, lo que permite reducir hasta en un 70 por ciento el uso de productos fitosanitarios.

"Hasta ahora, a la gran industria no le ha interesado poner en el paquete la marca de Doñana porque realmente importa arroz de varios países", señaló el presidente de la Federación de Arroceros, Julián Borja, que resaltó la determinación de los agricultores "a pesar de los fracasos históricos" cosechados en proyectos similares emprendidos por los productores. La unión con Doñana ya existe de facto, ya que los terrenos inundados del arrozal son el principal sustento de las aves del parque nacional.

Las cooperativas han creado la firma Arrozúa tras invertir cuatro millones de euros en la maquinaria, que empezará a funcionar a partir de la campaña de 2009. "Esperamos que se enganche una tercera cooperativa", indicó Borja, que estimó que en el proyecto participarán unos 600 agricultores, que aglutinan a 13.000 de las 33.000 hectáreas de arrozal. "Hay que abrirse un hueco con una producción con carnet de identidad", manifestó el presidente de los arroceros, que adelantó que su meta inicial es el mercado nacional, "aunque no nos ponemos límites".

Junto a la mejora de las infraestructuras y de la sostenibilidad medioambiental, el apoyo a la comercialización es una de las tres líneas maestras del plan estratégico 2008-2011elaborado por la Consejería de Agricultura y la Federación de Arroceros. Esta hoja de ruta cuenta con una financiación de 69 millones de euros, de los que 20 son aportados por los arroceros y 10 se destinarán al fomento de un sector comercializador independiente. "Queremos apoyar proyectos conjuntos de cooperativas para culminar la creación de la denominación de origen Arroz Doñana", relató el consejero de Agricultura, Isaías Pérez Saldaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios