La Unión Europea aprobará un incremento de la cuota láctea del 2%

  • Los ministros de Agricultura de la Unión Europea aprobarán este lunes por mayoría cualificada el incremento de cuotas lácteas del 2% propuesto por la Comisión Europea para la campaña 2008-2009 que comienza el próximo 1 de abril

Los Veintisiete tratarán de pactar unas conclusiones generales sobre las propuestas del Ejecutivo comunitario para revisar la salud de la Política Agrícola Común (PAC) que, entre otros, buscan eliminar el régimen de cuotas lácteas en vigor en la UE a partir de 2015.

A pesar de que Alemania, apoyada por Austria y "probablemente" Portugal, votarán en contra del aumento de cuotas lácteas y de que Francia se abstendrá en la votación, fuentes diplomáticas españolas aseguraron que en las negociaciones previas al Consejo de ministros de la UE que se celebrará este lunes en Bruselas, "hay una mayoría cualificada constatada" para aprobar el incremento propuesto. Además, el representante alemán del ramo tiene previsto intervenir ante sus colegas para poner de manifiesto la postura de Berlín, contraria al aumento. No está claro si Bélgica se sumará al voto contrario o no.

Las delegaciones contrarias al incremento aducen que "los precios de la leche no están tan altos como el año pasado", explicaron fuentes de la presidencia eslovena.

España, junto a otros países como Italia, Países Bajos y Polonia, votarán a favor de dicho aumento, a pesar de que le hubiera gustado que el incremento fuese "diferenciado" de manera que no se aplicara a todos los Estados miembros el mismo incremento por entender que "las necesidades de cuota no son las mismas para todos" y para que se tenga en cuenta "los problemas" específicos del sector en cada país.

En el caso español, se consumen 9 millones de toneladas de leche y se producen 6 millones, mientras que España alega que otros países como Francia no llegan a agotar su cuota de producción. Sin embargo, los Estados miembros no están obligados a utilizar su cuota de manera que "pueden dejarla en su reserva nacional y no repartirla o distribuirla", aclararon fuentes diplomáticas españolas. "Algunos países tienen una cuota de producción más baja (que la asignada) hoy, pero pueden utilizarla en un futuro", añadieron fuentes de la presidencia de la UE eslovena.

La mayor parte del Consejo estará dedicado al debate sobre la revisión médica de la PAC propuesta por la comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, con vistas a que los Veintisiete puedan adoptar "conclusiones generales" por la divergencia de opiniones entre los países "ultraliberales" como Suecia, Reino Unido y Dinamarca y aquellos países que como España y Francia tienen más apego a la agricultura tradicional. "Hay Estados miembros que tienen problemas con (el borrador de) las conclusiones", reconocieron fuentes diplomáticas españolas.

Admitieron que si no hay "unanimidad" entre los Veintisiete para aprobar las conclusiones del Consejo, los ministros deberán dar su visto bueno a las conclusiones de compromiso de la presidencia. "Todavía no está claro que vaya haber unanimidad", admitieron. Algunas delegaciones, explicaron, podrían intervenir en el debate para dejar clara "su opinión final" de las propuestas de la Comisión con el objetivo de guiarla a la hora de presentar, el próximo 20 de mayo, sus propuestas legislativas en firme. La idea es que los ministros de Agricultura las debatan formalmente en el segundo semestre de 2008, a fin de aprobarlas a finales de este año y puedan entrar en vigor a principios de 2009.

Además de suprimir el régimen de cuotas, Bruselas propone, en el marco del chequeo médico de la PAC, reducir las ayudas comunitarias a las grandes superficies y aplicar una reducción gradual a partir de ciertos niveles de ayuday extender el régimen de ayudas desacopladas o no vinculadas a la producción, una propuesta que apoyan los países más liberales.

Aquí, las preocupaciones de los Estados miembros giran en torno a las explotaciones más sensibles, como las que se ubican en zonas de montaña, que necesitan ayudas directas a la producción para garantizar su competitividad en el mercado. En el caso de las explotaciones más pequeñas, la Comisión se propone incrementar hasta una hectárea y media la superficie mínima para poder beneficiarse de las ayudas.

La comisaria de Agricultura propuso también aumentar hasta un 13% en 2013 la tasa de ayudas dedicada al desarrollo rural con fondos dedicados hasta ahora al sector agrícola. Aquí España defiende que sus ayudas directas a la agricultura no disminuyan y reclama un margen de maniobra para utilizar su sobre nacional para apoyar a determinados sectores necesitados. Asimismo, defiende destinar más ayudas al desarrollo rural pero rechaza una transferencia de las ayudas agrícolas al capítulo de desarrollo rural más allá del 5% pactado en la reforma de la PAC de 2003.

En líneas generales, los Veintisiete están de acuerdo en simplificar la condicionalidad, es decir, aquellos requisitos del orden medioambiental y de salud y bienestar animal que, entre otros, los Estados miembros deben cumplir para recibir ayudas comunitarias. En opinión de la mayoría, incluida España, esta simplificación debe acompañarse con una reducción de la burocracia.

Por otra parte, la delegación irlandesa intervendrá para exponer su preocupación por el sector ovino en la UE que requiere, a su juicio, de "medidas de apoyo", mientras que Polonia también incidirá en su especial preocupación por la situación por la que atraviesa el sector porcino por los altos precios de los cereales, igual que hiciera Alemania en el pasado Consejo de ministros de Agricultura en febrero. Polonia pedirá un aumento de las restituciones a la exportación y aumentar el plazo de 3 meses para el almacenamiento privado al que se comprometió Fischer Boel.

Asimismo, Francia presentará a los ministros un memorando para organizar al sector agroalimentario al entender que se trata de "un sector industrial con especificidades" al que habría que aplicarle los mismos mecanismos de apoyo que a las frutas y hortalizas o el vino en la UE.

Fischer Boel también informará a los Veintisiete del estado de las negociaciones de la ronda de liberalización de Doha, en el marco de la Organización Mundial del Comercio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios