La UE abre el caladero de la anchoa del mar Cantábrico tras 4 años de veda

  • Bruselas también ha aumentado las cuotas de merluza, la especie de mayor valor comercial para la flota española.

Los ministros de Pesca de la UE han aprobado restablecer en 2010 la pesca de la anchoa o bocarte del Golfo de Vizcaya, tras cuatro años y medio de veda y además, han aumentado las cuotas de merluza, la especie de mayor valor comercial para la flota española.

Los Veintisiete han aprobado por unanimidad los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas para el año que viene, tras dos días de intensas negociaciones.

El resultado ha sido "satisfactorio" para España, pues permite consolidar sus cuotas para el año próximo, según ha declarado la ministra del Medioambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa.

La principal novedad del acuerdo es la apertura del caladero de la anchoa del mar Cantábrico, que Bruselas cerró a mediados de 2005 ante la mala situación de esa especie.

El Consejo ha acordado una cuota anual de 7.000 toneladas de anchoa, que se repartirán España y Francia y que será revisable a finales de junio, tras la publicación de los informes de primavera sobre las existencias de ese pez.

Aunque la UE ha pactado oficialmente que la veda termine el 1 de enero, tanto los sectores España y Francia como los Gobiernos de ambos países han acordado que la pesca comience a partir del 1 de marzo y esté segmentada según modalidades de cerco o pelágicas, según ha explicado Espinosa.

Asimismo, pescadores españoles y franceses convinieron cambiar la distribución del TAC, que tradicionalmente era de un 90% para España y de un 10% para Francia.

El nuevo reparto será: un 80% menos 200 toneladas para España y un 20% para Francia, más las 200 restadas a los españoles.

Esto significa que España tendrá un cupo de 5.400 toneladas y la flota de Francia, 1.600 toneladas.

En la apertura del caladero de la anchoa y el consenso entre los países interesados ha influido un informe del instituto vasco Azti de otoño, que acreditaba la mejoría de las existencias de este pez.

Por otra parte, la UE ha aprobado incrementar las capturas de merluza un 7% en aguas del Norte (Gran Sol, Escocia, Irlanda y Golfo de Vizcaya) y un 15% en caladeros ibéricos (Cantábrico y Golfo de Cádiz).

Inicialmente, Bruselas proyectaba bajar un 10% las capturas de merluza en caladeros septentrionales.

Los Veintisiete han respaldado también aumentar un 15% las cuotas de rape en aguas del norte, mientras que los cupos de gallo en tales caladeros se incrementarán el 5%.

En el jurel de Canarias, la cuota caerá un 4%, pero Bruselas planteaba al principio un recorte del 15%.

La ministra ha destacado que tras diez años se haya abierto la pesquería del bacalao en aguas del Atlántico Norte (gestionadas por la NAFO).

Asimismo, la UE ha suavizado los recortes de cuotas que proponía Bruselas en varias especies cuya pesca, no obstante se reducirá en los siguientes porcentajes: la cigala (-10%), el rape de aguas ibéricas (-15%) y gallo de aguas ibéricas (-10%).

En las negociaciones, ha habido intensas reuniones bilaterales y España ha sido uno de los países más duros por el reparto de las capturas de caballa o verdel.

La ministra ha explicado que ante la falta de acuerdo entre la UE y Noruega sobre las cuotas de los caladeros que explotan conjuntamente, Bruselas proponía modificar el sistema de "estabilidad relativa" basado en criterios históricos para repartir las cuotas y esos cambios perjudicaban a España.

Finalmente, la UE ha acordado que de las especies afectadas por el convenio con Noruega, haya excepciones en un 90% de los volúmenes de caballa que afectan a caladeros del sur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios