Rajoy reprocha al PSOE los tres millones de despidos de la última legislatura

  • El presidente del Gobierno responde en el Senado a las críticas de Marcelino Iglesias a la reforma laboral.

Comentarios 8

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reprochado al Partido Socialista los tres millones de despidos que se produjeron en la última legislatura y que, ha añadido, han hecho necesaria la reforma laboral que ha aprobado el Ejecutivo. Rajoy se ha estrenado en el Senado con una respuesta al portavoz del PSOE, Marcelino Iglesias, al que ha hecho este reproche y ante el que ha rechazado la tesis socialista de que la reforma está provocando mucha inquietud en la ciudadanía.

"Con absoluta sinceridad, lo que genera más inquietud es que haya más de cinco millones de personas quieran trabajar y no pueden hacerlo, o que estén uno cada de dos jóvenes en esa situación y un millón y medio de familias tengan a todos sus miembros en paro. Eso es lo que genera más inquietud", ha dicho el presidente. Antes, Marcelino Iglesias ha recordado a Rajoy que no tendrá el apoyo de los socialistas para aprobar la reforma en el Parlamento y le ha advertido de que la oposición del PSOE será constructiva y responsable pero también "contundente" cuando se sobrepasen líneas rojas como ésta.

Mariano Rajoy ha explicado que el Gobierno tenía dos opciones: no hacer nada o actuar, y ha optado por lo segundo con esta reforma que, ha asegurado, pone sobre la mesa "medidas para que no haya despidos y para que haya contratos". Según ha subrayado, "lo único que se hizo" con la última reforma laboral aprobada por el PSOE fue facilitar los "contratos temporales encadenados para siempre", que hacían "metafísicamente imposible" el empleo indefinido.

Ahora, ha asegurado, la reforma potencia el contrato de formación para favorecer la inserción laboral de los jóvenes, o el contrato indefinido en las pymes, y también ofrece mecanismos de flexibilidad interna para evitar que los reveses de las empresas se traduzcan automáticamente en la pérdida de empleo. Por eso, ha insistido, "no es razonable" que los socialistas, que "no hicieron lo que debían" en su momento, traten ahora de impedir que se haga "lo que necesita España, las empresas y los trabajadores". "La alternativa era antes el despido, por eso hubo tres millones" de rescisiones de contratos en la pasada legislatura, y "ahora hay alternativas", ha asegurado Rajoy.

Por contra, el portavoz socialista ha insistido en que hay una gran inquietud por esta reforma, que supone la "laminación total" de las relaciones laborales que se han construido desde la transición, basadas en el consenso de Gobierno y agentes sociales, y que "tan buenos resultados han dado". Marcelino Iglesias ha señalado que hay que llamar "al pan pan y al vino vino", y decir que ésta es "una ley del despido libre y gratuito de los trabajadores" que además choca con el espíritu y la letra de la Constitución española.

Además ha señalado que la reforma "ataca directamente a las centrales sindicales mayoritarias", porque imposibilita los acuerdos entre empresas y trabajadores, y va a dejar sin protección y sin negociación colectiva a la mayoría de los empleados de pymes del país. "No cuente con nosotros, y estoy convencido que tampoco podrá contar con la inmensa mayoría de ciudadanos", ha advertido Iglesias a Rajoy, al que también ha reprochado que no haya ido al Senado hasta ahora, cuando la Cámara Alta está funcionando desde el pasado 13 de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios