Longstock ofrece 450 millones por Spanair tras romper con Gadair

  • El fondo finaciero luso asegura estar respaldado por varios bancos extranjeros y afirma que mantendrá los puestos de trabajo. Compite con una oferta de Iberia de 300 millones.

El fondo de inversión Longstock Financial ha presentado a SAS una oferta propia, tras romper con su socio hispano Gadair, de 450 millones de euros por la aerolínea española Spanair, segu´n ha dicho hoy a Efe el presidente del grupo luso, Vitor Pinto da Costa.

Longstock, con sede en Portugal y formado por inversores y empresas lusas, africanas y americanas, asegura estarrespaldado por varios bancos extranjeros y ofrece a la compañía escandinava SAS la misma cantidad de la propuesta conjunta con Gadair por la aerolínea Spanair "libre de cualquier deuda".

La oferta del consorcio liderado por Pinto da Costa, que compite con la presentada por Iberia -según ellos de 300 millones de euros pero asumiendo el pasivo-, asegura el mantenimiento de los puestos de trabajo y pide además un plazo de 90 días de transición para poder dotar a Spanair de sistemas de reservas e informáticos propios.

El empresario portugués ha explicado  que el miércoles firmó con el presidente de Gadair, Santiago Sánchez Marín, la rescisión del contrato que les unía en su proyecto de pujar por Spanair a causa de "divergencias comerciales y estratégicas" cuyos detalles no quiso desvelar.

En caso de adquirir Spanair, el fondo de inversión luso tiene previsto, aseguró, "remodelar su flota, sustituyendo los McDonnell Douglas por una flota entera de Airbus, y después avanzar hacia el mercado de largo recorrido, a América Central y Suramérica, desde España".

A pesar de la ruptura con Gadair, Longstock mantiene los planes conjuntos de que el aeropuerto barcelonés de El Prat sea la principal base de operaciones de Spanair, ha señalado.

"Confiamos en el éxito de nuestra propuesta, pero desconocemos si Iberia aumentará fuertemente su oferta. Todo dependerá del interés que la compañía española tenga, porque todo el mundo sabe que Iberia tiene dinero suficiente para superarnos", ha asegurado .

Sin embargo, Pinto da Costa confia en las posibilidades de su fondo de inversión y afirmó que su propuesta "será la mejor en términos económicos".

Cuestionado por las dos aerolíneas portuguesas adquiridas por Longstock -Air Luxor y Aerocondor- cuyo futuro no está muy claro según diversas fuentes del sector, Pinto da Costa, ha restado importancia a las informaciones sobre los problemas de ambas empresas.

En relación a Air Luxor, que está pendiente de que la Justicia de Portugal resuelva su situación de insolvencia, Pinto da Costa ha dicho que esperan cobrar una indemnización de 330 millones de euros del Estado luso para después retomar la actividad de la aerolínea.

El fondo de Pinto da Costa adquirió Air Luxor en 2006, unos meses antes de que perdiera la licencia y se abriera el proceso judicial en marcha, en el que los fiscales quieren determinar si en la insolvencia hubo alguna acción dolosa de los administradores durante los tres años anteriores a la situación de impagos.

Sobre Aerocondor, que según dijeron a Efe fuentes del Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC) está en situación de "debilidad financiera" y ha cancelado muchos vuelos de su ruta Vila Real-Braganza, el presidente de Longstock  ha comentado que está siendo transformada en una compañía "charter".

El fondo Longstock que gestiona Pinto da Costa esta financiado, según fuentes de la propia empresa, por Megasteel Ireland, firma no relacionada con empresas constructoras del mismo nombre y en la que participan, entre otros, capitales canadienses.

Longstock controla a su vez la empresa lusa Biorecolhe, con un capital social de un millón de euros, de la que depende el holding Air Luxor, con actividad en Portugal, Guinea Bissau y Santo y Principe.

Según la firma portuguesa Biorecolhe controla también Aerocondor, Princess Square -gestora del grupo- y la empresa de investigación y servicios C.I. Software.

Entre los nuevos negocios que planea el grupo de Pinto da Costa, además de la adquisición de Spanair, figuran la apertura de nuevas rutas para Aerocondor y negocios no especificados en Portugal, España, Congo y países africanos lusófonos como Guinea Bissau, Santo Tomé y Cabo verde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios