Ebro gana un 61% menos por el efecto de la venta de Puleva

  • Sin contar con esta operación, el resultado positivo sube un 17%, hasta los 151,1 millones

Ebro Foods, compañía que preside el sevillano Antonio Hernández Callejas obtuvo un beneficio neto de 151,5 millones de euros en 2011, lo que representa un descenso del 61% respecto a las ganancias de 388,8 millones de euros del ejercicio anterior, que incluía el resultado de la venta del negocio lácteo (Puleva). En términos comparables, el beneficio subiría un 17,6%, según informó la compañía, que elevó un 7% su facturación, hasta 1.804 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) aumentó un 2%, hasta 273 millones de euros, mientras que la deuda neta de la compañía se situó en 390 millones de euros al cierre del ejercicio.

El importe de esta deuda, según destacó Ebro, incluye el pago de la compra del negocio arrocero de SOS (205 millones de euros), el abono de un dividendo extraordinario (23 millones), la adquisición de acciones de Deoleo (50 millones), una operación de autocartera autocartera (54,5 millones) y la compra de las marcas No Yolks y Wacky Mac (38 millones).

Ebro Foods no vislumbra en estos momentos operaciones "de calado" que puedan aportar una "diferencia sustancia" a su actual estructura, pero sí está estudiando su futura implantación en otras zonas geográficas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios