EADS deja KO a Boeing en EEUU

  • El grupo aeronáutico europeo logra el mayor contrato militar de las últimas décadas con el Gobierno americano: 179 aviones cisterna por 30.000 millones · Se abren grandes expectativas para España

EADS ha hecho historia en el negocio aeronáutico y en su propia trayectoria empresarial. El consorcio europeo se ha impuesto a su archirrival Boeing en su propia casa adjudicándose, según se anunció ayer, el mayor contrato militar de las últimas década en EE UU. Construirá 179 aviones cisterna de abastecimiento en vuelo para el Ejército norteamericano por 30.000 millones de euros durante un periodo de entre 10 y 15 años, según analistas estadounidense citados por Reuters. Se trata además del mayor contrato logrado por EADS desde la creación del grupo en 2000.

Boeing había ganado este encargo en 2003, pero lo perdió poco después tras demostrarse -a partir de una investigación liderada por el actual candidato republicano y senador John McCain- que esa adjudicación estuvo amañada entre directivos de Boeing y miembros del Pentágono.

EADS está aliado en este ingente paquete de trabajo con la estadounidense Northrop Grumman (NG), que es el contratista principal y la tercera empresa de defensa de EE UU. No obstante, el modelo elegido por la Fuerza Aérea americana, el KC-30, está basado en el A330 MRTT de Airbus. Las Fuerzas Armadas americanas poseen 530 aviones de repostaje en vuelo -todos fabricados por Boeing en la década de los cincuenta del pasado siglo- y los 179 adjudicados ayer son la primera tanda para renovar esa flota durante los próximos 30 años, lo que da idea de las expectativas de negocio que se abren para ambos socios.

El A330 MRTT - versión 'tankera' del avión civil A330- ya ha sido vendido por EADS a las fuerzas aéreas de Australia (5 unidades, la primera se entregará en 2009); Arabia Saudí (3); Emiratos Árabes Unidos (el número es confidencial); y ha sido seleccionada como favorita para un contrato de 14 aparatos de las Fuerzas Aéreas de Reino Unido.

El diseño y la construcción de los KC-30 se realizará en Europa y su ensamblaje se cometerá en una línea de montaje final que EADS levantará en Mobile (Alabama, Estados Unidos). EADS CASA, la filial española del consorcio, está presidida por Carlos Suárez, que es también máximo responsable de la división de aviones de transporte militar de EADS.

El papel de esta división del grupo ha sido clave para la consecución del macrocontrato, ya que en la planta de CASA en Getafe se ha diseñado y probado el propio sistema de abastecimiento en vuelo -la pértiga que conecta las dos aeronaves durante el repostaje y que va adosada a la cola del avión cisterna- con una inversión de 100 millones de dólares (más de 66 millones de euros). EADS CASA ha construido ya tres de estos sistemas -denominados ARBS- para pruebas simuladas y reales, y el cuarto se instalará en ese primer avión para Australia.

Carlos Suárez, en declaraciones a este diario, explicó ayer que "aún es pronto para hablar del reparto de las cargas de trabajo". No obstante, las expectativas son altas tanto en las plantas de Madrid como en las de Sevilla y Cádiz. Esa división es también la responsable del A400M, que se ensambla en Sevilla, lo que podría generar sinergias beneficiosas para la industria andaluza.

Paralelamente, EADS se da un respiro con este contrato tras las heridas sufridas en su credibilidad y balance financiero por los retrasos en dos de sus mayores programas: el del superjumbo A380 (que se ensambla en Toulouse) y el A400M. La relación del grupo con la Administración estadounidense tuvo un primer antecedente de peso en 2007, cuando se adjudicó la construcción de 3 aviones (el contrato total puede ascender a 36) para la Guardia Costera de ese país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios