Dubai pacta con Portillo y Nozar la compra del área patrimonial de Colonial

  • El fondo adquirirá sólo la división de alquileres, valorada en 9.530 millones, y Luis Portillo retendrá el negocio de suelo

Es difícil afirmarlo con certeza, pero el futuro de la atribulada inmobiliaria Colonial parece que comenzó a despejarse ayer, después de más de tres meses de derrumbe bursátil e incertidumbres sobre su capacidad para asumir los compromisos financieros. Terminaría así una aventura iniciada por Luis Portillo en agosto del año 2005 con la compra de la inmobiliaria barcelonesa Inmocaral y que le llevó a ser el virrey del ladrillo en España, sólo por detrás de Metrovacesa.

El fondo estatal Investment Corporation of Dubai (ICD) anunció ayer que ha firmado un acuerdo con Luis Portillo y Luis Nozaleda, que controlan el 50,4% de Colonial, para comprar la compañía bajo determinadas condiciones. El fondo ofrece 1,19 euros por acción de la inmobiliaria, aunque no pretende adquirirla al completo. Ese precio supone una prima del 21,4% sobre la cotización del lunes pasado.

ICD ya ofreció el pasado 27 de febrero 1,85 euros por acción para adquirir toda la compañía. Ese ofrecimiento no se llegó a plasmar en ningún documento firmado y abocó a nuevas conversaciones entre Portillo, Nozaleda y el fondo soberano árabe.

ICD explicó ayer a la CNMV que el nuevo pacto alcanzado con Portillo y Nozar se basa en la división de Colonial en dos compañías. La primera, que sería la propia Colonial, incluiría el negocio de gestión de edificios en alquiler (lo que se denomina negocio patrimonial, ya que esos inmuebles son propiedad de la compañía). Esta actividad es la de mayor valor, seguridad y atractivo en el actual entorno de ralentización de la venta de vivienda en España.

El fondo asumiría, una vez cerrada la operación de compra de esta parte de Colonial, activos por un valor estimado de 9.530 millones distribuidos por España, Francia y el resto de Europa, al tiempo que absorbería deuda por importe de unos 7.800 millones.

La parte restante de Colonial, denominada Newco, se quedaría en manos de los actuales socios de la inmobiliaria y absorbería los activos de suelo y desarrollo de promociones inmobiliarias valorados en 2.100 millones. La deuda que correspondería a Newco sería de unos 962 millones. En función del volumen de deuda que se traspase finalmente a Newco, esos 1,19 euros podrían corregirse al alza (si Newco absorbe más pasivo) o a la baja.

La ejecución de este acuerdo se articula en dos fases, cada una con condiciones diferentes. La primera de ellas, que supondrá la entrada en vigor del propio pacto el 19 de marzo, exige que tanto ICD como Portillo y Nozaleda lleguen a sendos acuerdos con las entidades financieras acreedoras de Colonial. En el caso de ICD, para refinanciar la deuda que asumiría; en el caso de los dos accionistas de control, para que accedan a los términos del acuerdo, ya que entre las condiciones del préstamo que firmó Colonial figura que esas entidades tendrían que aprobar cualquier cambio en la propiedad de la empresa. Esos bancos son RBS, Calyon, Goldman Sachs y Eurohypo, que prestaron 6.409 millones.

Junto a esos acuerdos con los bancos, esta primera fase se cumpliría si el consejo de administración de Colonial apoya también los términos del pacto. El consejo estudiará este acuerdo mañana.

Una vez entre en vigor el acuerdo, también se establecen condiciones para la segunda fase, es decir, para la transmisión efectiva de las acciones. Esta segunda fase exigirá el lanzamiento de una opa sobre el 100% de la nueva Colonial fruto de la escisión.

Para acometer esa división, ICD, Portillo y Nozar se dan cinco meses de plazo (hasta finales de agosto) prorrogables en dos más sólo si la escisión de Colonial precisara de más tiempo. En este plazo, Newco habrá de haber conseguido también el derecho a cotizar en Bolsa e ICD deberá de obtener luz verde de las autoridades de competencia españolas para adquirir Colonial.

Al acuerdo se han adherido el resto de los socios de referencia de Colonial: Alicia Koplowitz (9%), la sociedad de Domingo Díaz de Mera (5,9%) y el promotor Aurelio González Villarejo (5,2%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios