Deutsche Bank lanzará productos 'estrella' para crecer en Andalucía

  • La entidad, que el año pasado alcanzó un volumen de negocio de 1.720 millones de euros en la comunidad, ha diseñado una hipoteca referenciada al Euríbor + 0,17%

A nadie se le escapa que 2008 será un ejercicio difícil para la banca, en medio de la resaca de la crisis subprime, la falta de liquidez, el parón del sector inmobiliario (y, por ende, del negocio crediticio) y la batalla del pasivo. Con este escenario, la apuesta de Deutsche Bank para garantizarse el crecimiento de su cuenta de resultados será, además del asesoramiento personalizado (marca ya de la casa), el diseño de productos estrella. Dentro de esa estrategia, la entidad no se plantea, de momento, incorporarse a la guerra de depósitos en la que se ha enfrascado buena parte del sistema financiero. "El banco no tiene problemas de liquidez, y tampoco queremos captar negocio a costa de los márgenes", explica al respecto Fernando Candau, director de Deutsche Bank para Andalucía occidental.

Entre las grandes bazas del banco alemán para 2008 se encuentra una agresiva hipoteca, referenciada al Euríbor + 0,17% (el diferencial baja al 0,12 si el titular trabaja en alguna institución o empresa asociada con la entidad). El lanzamiento de este producto, que se producirá en breve, coincide con una coyuntura en la que la morosidad cotiza al alza, aunque a Deutsche Bank no le preocupa. En este sentido, Candau subraya que siempre han sido "muy conservadores concediendo créditos: no financiamos por encima de la tasación, los periodos de amortización no son largos y se procura que el ratio de endeudamiento no supere el 35% de los ingresos".

Esto explica que, al contrario de lo que sucedió con la mayoría de los bancos y cajas, los niveles de morosidad de Deutsche Bank en Andalucía no se resintieran durante 2007. A juicio de su director territorial, este logro obedece a los controles que sobre el riesgo y la operativa se han mantenido en los últimos cinco años en el banco, al objeto de incorporarse a Basilea II, algo que es una realidad desde principios del presente ejercicio.

Las otras tres apuestas con las que la entidad pretende crecer durante 2008 serán los productos para planificar la jubilación -más allá de la "rigidez" de los planes de pensiones y con un análisis previo del nivel de vida que al trabajador le gustaría llevar cuando deje de estar en activo-, los certificados de segunda generación (productos que permiten posicionarse en bolsa, tanto si sube como si baja, y que cotizan con liquidez diaria) y los programas de sustitución, con los que ofrecerá a los clientes cuyas carteras de inversión dispongan de una elevada rentabilidad la posibilidad de cubrir su capital, teniendo en cuenta la actual volatilidad de los mercados.

Deutsche Bank continuará incidiendo en el negocio vinculado a los créditos personales, las pymes y las grandes empresas (el director de banca de empresas del grupo en Andalucía es Ignacio Pommárez). Con este planteamiento, Candau espera que el negocio en la comunidad crezca durante 2008 a un ritmo de entre el 12 y el 13%, una tasa en línea con la de 2007. En concreto, el pasado año la actividad de Deutsche Bank en la región avanzó un 10%, hasta los 1.720 millones -el 15% del total nacional-. Los artífices de ese aumento fueron los productos de ahorro, previsión y financiación al consumo. En el caso de las hipotecas, la tasa de incremento pasó del 24% de 2006 al 15%. El banco dispone de una red de 33 oficinas y 14 agentes financieros, "suficiente" para Candau, por lo que no se contemplan ampliaciones en 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios