Cepsa elige Huelva como puerto estratégico para el suministro de gas natural

  • La compañía pone en servicio una gabarra que permitirá abastecer a los barcos

Gabarra de Cepsa fondeada ayer en el Puerto de Huelva. Gabarra de Cepsa fondeada ayer en el Puerto de Huelva.

Gabarra de Cepsa fondeada ayer en el Puerto de Huelva. / alberto domínguez

La presentación de la gabarra Oizmendi fue el acontecimiento aprovechado por la empresa energética Cepsa para anunciar la elección de Huelva como puerto estratégico para el suministro de Gas Natural Licuado (GNL) a buques, una práctica que será de obligado cumplimiento a partir del 1 de enero del año 2020, cuando los niveles de azufre en los combustibles pasarán del 3,5% actual al 0,5%, algo que los hará incompatibles con la utilización de los actuales gasóleos. Será también la entrada del Puerto de Huelva en el negocio del bunkering (suministro de combustible de barco a barco), lo que le coloca en una situación privilegiada en el punto de entrada al Estrecho de Gibraltar y en las rutas con África y Latinoamérica.

La entrada en servicio de la nueva gabarra multipropósito (en teoría está en disposición de suministrar cualquier tipo de combustible pero será mayoritariamente GNL) se conjuga con la planta regasificadora de Huelva; ambos servicios no se encuentran juntos en ningún otro puerto de España. A eso se añade su situación geoestratégica que le permite aprovechar todas las rutas asociadas que pasan por delante de Huelva.

Alberto Martínez-Lacaci, director del negocio de combustibles de Cepsa reconoció que "la nueva embarcación permite ofrecer una gran flexibilidad para satisfacer las necesidades de los clientes, ya que se puede suministrar todo tipo de combustibles, desde los más tradicionales, a aquellos más novedosos como el GNL, lo que nos permite cubrir toda la cadena de valor y aportar toda la energía que cada cliente requiera".

La puesta en funcionamiento de la nueva gabarra, permitirá la consolidación de Cepsa como "líder nacional en el mercado del bunkering y eso llega en un momento más que importante por el nuevo marco normativo que entra en vigor en 2020, lo que nos permitirá seguir siendo líderes en el suministro a los barcos". La obligatoriedad de utilización de GNL -de hecho ya hay rutas prohibidas para buques alimentados con combustibles convencionales- permite superar una de las críticas más sostenibles en el tiempo sobre este tipo de maniobras, especialmente peligrosas en la Bahía de Algeciras con el intenso tráfico que soporta la zona y cuyos riesgos se limitan al extremo con gas natural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios